Embarazo ectópico o extrauterino: Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Patricia Alva (19 de Marzo de 2012)

Un embarazo tubárico o abdominal suele terminar por sí mismo con un aborto espontáneo, ya que el embrión no puede desarrollarse suficientemente fuera del útero. Esto puede pasarle inadvertido a la propia paciente. El aborto espontáneo también puede producirse en la fase de gestación avanzada de un embarazo tubárico o abdominal.

Pronóstico

Si se consigue determinar y tratar un embarazo tubárico o abdominal en fase inicial, el pronóstico es bueno, ya que un diagnóstico a tiempo puede evitar fuertes hemorragias y otras complicaciones muy peligrosas para la paciente. Además, una intervención temprana permite conservar la trompa de Falopio, algo muy importante en las mujeres con deseos de tener hijos.

Complicaciones

Si un embarazo tubárico o abdominal no acaba de manera natural en un aborto espontáneo y los óvulos siguen creciendo fuera del útero, puede dar lugar a complicaciones, como una ruptura de las trompas de Falopio. En un breve periodo de tiempo, las consecuencias son peligrosas hemorragias en la cavidad abdominal, choques y colapsos circulatorios. La tasa de supervivencia es muy elevada: 99,9%, lo que significa que de 1.000 afectadas, 999 superan estas complicaciones.

En un embarazo tubárico condicionado por una modificación de la función de las trompas de Falopio, pueden aparecer complicaciones; pueden producirse reiterados embarazos tubáricos e incluso la esterilidad. En la mayoría de las mujeres (85%) que están afectadas por un embarazo fuera de la matriz (embarazo extrauterino) este no suele darse de nuevo.

Atención postoperatoria

La atención postoperatoria es importante en el caso de un embarazo tubárico o abdominal, ya que este y su consiguiente aborto producen, además de problemas en los órganos afectados, otras cargas de carácter psíquico, síntomas físicos y un desequilibrio hormonal. Este desarreglo hormonal puede apreciarse en muchas mujeres aún meses después de haber finalizado un embarazo extrauterino con éxito.