Dolor de espalda: Medicamentos

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Patricia Alva (19 de Marzo de 2014)

Causas orgánicas y medicamentos

En casos en los que una intervención quirúrgica no es absolutamente necesaria, el dolor de espalda se puede tratar con analgésicos y sedantes (esto se conoce como terapia conservadora). Para aliviar los nervios irritados, puede ser necesaria una cama con un nivel para subir las piernas y mantener la postura. Para la zona cervical es bueno utilizar una corbata de estabilización.

Como analgésico contra el dolor de espalda también se usan antiinflamatorios sin cortisona (antiinflamatorios no esteroideos). Estos alivian el dolor de espalda y evitan la inflamación.

También es efectiva para el tratamiento del dolor de espalda agudo y crónico la inyección de analgésicos bajo supervisión mediante tomografía computarizada. El analgésico afecta directamente al lugar en que se inyecta y puede combinarse con los llamados corticosteroides, que son un antiinflamatorio muy potente. Para ello, se inyecta durante una tomografía computerizada (TC) un analgésico en la zona que causa el dolor de la columna vertebral. Dependiendo de dónde se encuentre el dolor de espalda, el médico inyectará el analgésico en la zona de las raíces nerviosas, en las articulaciones de la columna o en el espacio de la médula espinal (espacio epidural). Sin embargo, los analgésicos y corticoides sólo deben utilizarse durante un determinado tiempo.

Dolor de espalda relacionado con el estrés y medicamentos

Los analgésicos pueden aliviar el dolor agudo de espalda relacionado con el estrés, pero esto no acaba con la causa que lo desencadena.

El círculo vicioso estrés, ánimo depresivo, dolor de espalda y, por lo tanto, otra causa de estrés, puede bloquearse mediante el uso de preparados naturales. Por ejemplo, la hierba de San Juan, una antigua planta procedente de Europa, que regula la producción de serotonina, noradrenalina y dopamina en el cuerpo. Esto estabiliza el estado de ánimo y contribuye a acabar con el círculo vicioso del dolor de espalda.

Acunpuntura

La acupuntura ocupa un lugar especial en el tratamiento del dolor de espalda. Es uno de los métodos más importantes de la medicina china tradicional (MCT). Además de la acupuntura, también se aplica lo que se conoce como moxibustión.

En la moxibustión, el acupunturista quema hierbas sobre la piel y con ellas estimula los puntos de acupuntura a través del calor. Este procedimiento no daña la piel.

Otros elementos de la medicina china que contribuyen a aliviar el dolor de espalda son la teoría del movimiento (Tai-Chi), la terapia a base de hierbas y una alimentación adecuada.

Fisioterapia

Las medidas fisioterapéutas contra el dolor de espalda van dirigidas, sobre todo, a reforzar la musculatura de la espalda. Una musculatura fuerte en la espalda permite que los ligamentos de la columna vertebral se descarguen y se relajen y que así el dolor de espalda remita.