Dolor de espalda: Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Patricia Alva (19 de Marzo de 2014)

Cuando hay dolores de espalda, el tratamiento se ajusta a las causas y a la dimensión de las molestias. En general, el dolor de espalda se puede tratar con los siguientes métodos:

  • Aplicación de calor (sobre todo en dolores de espalda leves)
  • Medicamentos
  • Acupuntura
  • Masajes
  • Relajación y deporte
  • Cirugía
  • Tratamiento a través de los hábitos

Aplicación de calor

El calor alivia en muchos casos el dolor de espalda, sobre todo dolores de espalda leves o dolores debidos a la tensión. Aquí hay algunos de los que se recomiendan:

  • Baños con hierbas: el baño no debe durar más de 15 minutos y se realizará, a ser posible, antes de acostarse. La temperatura del agua debe ser similar a la temperatura del cuerpo, nunca mayor. También ayuda nadar de forma regular en agua templada.
  • Sauna: las sesiones de sauna relajan y descargan los músculos. Sin embargo, si padece trastornos cardiovasculares, hipertiroidismo o infecciones graves deberá abstenerse de utilizar la sauna o consultarlo con su médico.
  • Duchas calientes: consisten en recibir sobre los puntos principales del dolor un intenso chorro de agua caliente durante 10-15 minutos.
  • Aplicación de productos calientes: por ejemplo, barro, parafina o arcilla.
  • Compresas calientes: las almohadas térmicas y las lámparas de calor son un popular remedio casero.
  • Los sobres térmicos: se trata de sobres disponibles en las farmacias que se calientan mediante un proceso químico por sí solos hasta alcanzar los 40 grados y conservan esta temperatura durante varias horas. El calor alivia el dolor de espalda y se puede realizar así una terapia natural, reduciendo la ingesta de analgésicos.
  • Parches de calor: los parches de calor contienen, por ejemplo, capsaicina. Esta sustancia estimula la circulación y contribuye al tratamiento del dolor de espalda. Los parches no deben entrar en contacto con las mucosas, puesto que esto puede ocasionar una grave irritación.