Dolor de espalda: Prevención

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Patricia Alva (19 de Marzo de 2014)

Con ciertos hábitos y medios se puede prevenir el dolor de espalda. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Un estilo de vida saludable con actividad física: en especial aquellos deportes que promueven la resistencia y alivian la espalda como nadar, caminar o montar en bicicleta.
  • Ejercicios para la espalda: ciertos ejercicios especiales fortalecen los músculos de la espalda y alivian así la tensión de los ligamentos y los discos intervertebrales.
  • Una relación equilibrada entre el ejercicio y la relajación puede aliviar el dolor de espalda.
  • La relajación: existen diferentes métodos para practicar la relajación como los masajes, el entrenamiento autógeno, la relajación muscular progresiva y la meditación.
  • Evitar el sobrepeso: el sobrepeso carga la espalda y es una causa frecuente de dolor de espalda. Por lo tanto, además del ejercicio físico, una alimentación saludable es esencial para prevenir el dolor de espalda.

Hasta hace unos años se creía que mantener una postura con la espalda recta era especialmente sano. Hoy en día esta opinión ha recibido críticas. La gente que sólo mantiene una postura recta sufre limitaciones en el rango de sus movimientos. Además, parece que a largo plazo tienden a sufrir lesiones en la columna.