Dolor: Definición

Autor: Redacción Onmeda (17 de Octubre de 2017)

La Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (International Association for the Study of Pain ) ofrece la siguiente definición de dolor: El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable, real o potencialmente vinculada al daño de los tejidos o que se describe en términos de tales daños".

Transmisores de dolor

Los receptores del dolor (término técnico médico: nociceptores) envían los estímulos al sistema nervioso central (SNC, es decir, cerebro y médula espinal). Los receptores responden a estímulos de temperatura (calor y frío), estímulos químicos y tensión mecánica (presión y lesiones). Primero se procesan las señales en la médula espinal y, a menudo, se provoca un reflejo, que hace posible una primera reacción. Esto sirve como protección para alejar el cuerpo de la situación de riesgo. Así en las quemaduras la mano se retira automáticamente de la fuente de peligro caliente. La información proveniente de los receptores de dolor se dirige también al cerebro, que las procesa - de esta manera se percibe como un dolor individual.

Sensación de dolor (Nocirecepción)

La sensación de dolor (llamada nocicepción) siempre se manifiesta de forma individual. Mediante mensajeros químicos del cuerpo, por ejemplo, las llamadas endorfinas, el cuerpo puede amortiguar la sensación de dolor en ciertas situaciones. Algunos medicamentos pueden crear esta condición.

Incidencia

Muchas personas que sufren dolor, sobre todo dolor crónico, no suelen acudir al médico para intentar solucionar el problema. Esto impide que existan estadísticas exactas sobre datos de incidencia del dolor. Se estima que en España se ven afectadas por dolor crónico unos 4,5 millones de personas. El tipo de dolor más frecuente es el dolor de cabeza, seguido por el dolor de espalda y el dolor en las articulaciones.