Dolor de cabeza en niños: Evolución

Autor: Terry Gragera Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (10 de Octubre de 2016)

Para conseguir una mejor evolución de la enfermedad, es necesario que el niño y el adolescente se impliquen activamente en el manejo del dolor de cabeza, evitando los factores desencadenantes y responsabilizándose del tratamiento instaurado.

La cefalea infantil aguda (que responde a una causa concreta pasajera, como una infección vírica banal) suele responder muy bien al tratamiento y desaparecer sin problemas añadidos.

En cuanto a la migraña, se trata de una enfermedad crónica y, por tanto, el niño seguirá padeciendo dolores de cabeza durante la edad adulta. Si las cefaleas son muy continuas e invalidantes, se puede instaurar un tratamiento preventivo para mejorar su calidad de vida.

La cefalea tensional también remite cuando las causas subyacentes que provocan el estrés, la depresión o la ansiedad del niño son descubiertas y tratadas.

En los casos de cefalea crónica por abuso de fármacos, que se produce como efecto rebote por la toma continuada de analgésicos para tratar el mismo dolor de cabeza, ha de ser el especialista el que instaure un tratamiento para resolver la situación. En este sentido, y para evitar estos dolores de cabeza por abuso de fármacos, es importante que el menor sea medicado únicamente cuando es necesario.

Si el dolor de cabeza responde a una causa grave, como un tumor, la evolución dependerá de la magnitud de la alteración y de las posibilidades terapéuticas para tratarla.