Dolor de cabeza en niños: Diagnóstico

Autor: Terry Gragera Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (10 de Octubre de 2016)

Para diagnosticar el dolor de cabeza en el niño, el pediatra o el neuropediatra examinan en primer lugar la historia clínica del niño. Es muy importante revisar los antecedentes médicos familiares y personales y explorar al niño. 

El pediatra preguntará por las características de los dolores de cabeza, que incluyen el tipo de dolor, sus manifestaciones, la dieta y el estilo de vida del niño, problemas médicos anteriores, síntomas asociados a la cefalea, duración de las crisis, desencadenantes habituales, evolución del dolor… 

Es muy importante elaborar un diario con los dolores de cabeza. En este diario se informará sobre: 

  • Fecha y hora de inicio y de finalización del dolor.
  • Localización del dolor.
  • Qué estaba haciendo el niño cuando apareció el dolor y qué ha comido ese día.
  • Intensidad del dolor.
  • Cómo se ha tratado el dolor.
  • Otros síntomas que acompañan al dolor (náuseas, vómitos, mareos, molestias digestivas, destellos de luz…).
  • Cuánto ha dormido el niño el día anterior.
  • Aumenta o no con el esfuerzo físico.
  • Síntomas o sensaciones previas al dolor de cabeza.
  • Le ha impedido o no hacer sus actividades habituales. 

Este diario permitirá al pediatra identificar el tipo de dolor y decidir si es necesario o no remitir al niño a la consulta del neuropediatra.  

Para el diagnóstico de la cefalea infantil también se pueden pedir otras pruebas complementarias como analíticas de sangre, pruebas de imagen, como una TAC o una resonancia magnética, fondo de ojo u otras exploraciones oftalmológicas y medición de la tensión arterial.