Diverticulosis (divertículos en el intestino): Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (19 de Marzo de 2012)

Los divertículos en el intestino equieren un diagnóstico seguro para determinar que no se trata de tumores malignos (cáncer de intestino). A tal fin, el médico comenzará preguntando al paciente por las molestias exactas y procederá a realizar diversas exploraciones.

Divertículo en el intestino delgado

En el caso de divertículos en el intestino delgado, el diagnóstico suele darse como resultado accidental dentro del marco clínico de radiografías por contrate. La forma especial del divertículo de Meckel suele descubrirse al extirpar el apéndice.

Divertículos en el intestino grueso, diverticulosis

En personas mayores, los problemas de digestión recurrentes en forma de estreñimiento y flatulencias flatulencias indican que existen divertículos en el intestino. Si existen muchos divertículos en el intestino, los médicos hablan de una diverticulosis. Para eliminar la posibilidad de que se trate de enfermedades como la del intestino irritable o tumores intestinales y en el caso de sospechar que se pueda tratar de una diverticulosis el diagnóstico suele realizarse con una endoscopia y un TAC con contraste intravenoso.

Si los divertículos se han infectado (diverticulitis), el diagnóstico se realiza teniendo en cuenta el cuadro de molestias, en la mayoría de los casos agudas, la exploración física y los resultados del análisis del laboratorio. En la sangre se determina un fuerte aumento de los glóbulos blancos (leucocitos) y una bajada de la velocidad de sedimentación de los glóbulos sanguíneos. Si la infección aparece en la vejiga, la orina mostrará rastros de glóbulos rojos o blancos. Para asegurar el diagnóstico en caso de diverticulitis, es necesario realizar una colonoscopia que deberá efectuarse con el máximo cuidado, puesto que la pared intestinal ya está bastante fatigada y posiblemente dañada. El endoscopio puede lesionar fácilmente la pared intestinal al realizar la prueba. Por eso, si la enfermedad está ya en fase aguda, no tiene sentido realizar una colonoscopia.

En lugar de la colonoscopia, se pueden realizar otras exploraciones para diagnosticar una posible infección del divertículo en el intestino (diverticulitis). Por ejemplo, una sonografía. La posibilidad más segura de diagnosticar una diverticulitis es la tomografía computarizada (TC) y la tomografía por resonancia magnética (TRM).