Atrofia muscular (distrofia muscular): Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (19 de Marzo de 2012)

La atrofia muscular (distrofia muscular) suele evolucionar de forma progresiva y se caracteriza por una debilidad muscular creciente (de ahí que se conozca como distrofia muscular progresiva). El ritmo de progresión de la enfermedad muscular depende de cada tipo de distrofia. Existen formas de distrofia muscular cuya evolución es tan lenta y con pocas complicaciones que no limita necesariamente la esperanza de vida.

En el caso de otras distrofias musculares el pronóstico es más desfavorable. La atrofia muscular de Duchenne, por ejemplo, tiene una evolución rápida y provoca la muerte del afectado en la temprana madurez. Por eso se denomina distrofia muscular maligna. La distrofia muscular de Becker, menos frecuente, tiene una evolución mucho más benevolente. La debilidad muscular se presenta más tarde (en la edad escolar) y evoluciona lentamente. Por eso se considera una distrofia muscular benigna.

Prevención

La atrofia muscular (distrofina muscular) no se puede prevenir. Gracias a los test genéticos los progenitores tienen la oportunidad de asesorarse con antelación. Este asesoramiento es especialmente recomendable para las mujeres que tengan parientes cercanos con atrofia muscular.