Dolor menstrual (dismenorrea): Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

Los dolores menstruales primarios y secundarios causan diferentes síntomas.

Dolores menstruales primarios (dismenorrea primaria)

Los dolores menstruales sin causa patológica (dismenorrea primaria) provocan síntomas típicos como dolores de espalda y del bajo vientre tensionales en forma de cólicos porque la musculatura uterina se contrae fuertemente. Al contrario de las contracciones de una menstruación normal, pueden durar varios minutos y presentarse más frecuente e irregularmente. Esto provoca una presión que disminuye a menudo el flujo sanguíneo. La irrigación del tejido es menor y recibe menos oxígeno. Como consecuencia, se acumulan metabolitos que activan receptores del dolor y causan los dolores menstruales. Por otro lado, la prostaglandina, hormona tisular responsable de las contracciones del útero, tiene efectos también en otros órganos, como los bronquios, el conducto gastrointestinal y la musculatura vascular. Por esta razón, los dolores menstruales suelen ir asociados con síntomas acompañantes, especialmente diarrea y náuseas.

Los dolores menstruales primarios aparecen únicamente en ciclos en los que hay una ovulación. Los dolores tipo calambre comienzan poco antes de iniciarse la menstruación o junto con ella, y duran de 12 a 72 horas. Los calambres del bajo vientre varían en intensidad. Por otro lado, junto con los dolores menstruales aparecen síntomas como dolores de cabeza, malestar, diarrea o cansancio. La capacidad de rendimiento disminuye en general. En algunos casos, las molestias son tan intensas que las mujeres no pueden realizar las actividades diarias con la misma energía.

Dolores menstruales secundarios (dismenorrea secundaria)

En los dolores menstruales secundarios (dismenorrea secundaria) pueden aparecer síntomas similares a los de la dismenorrea primaria, pero son variables dependiendo de la enfermedad subyacente.

Con frecuencia, las mujeres afectadas informan, además, de menstruaciones muy abundantes y prolongadas (por ejemplo, en caso de miomas o endometriosis).

Dependiendo de la intensidad y del tipo del dolor menstrual se clasifican de la siguiente manera:

IntensidadCapacidad para trabajarOtros síntomasAnalgésicos
Grado 0: la menstruación no es dolorosaNo incapacitanteNingunoNo son necesarios
Grado 1: la menstruación es ligeramente dolorosaRaramente incapacitanteNingunoRara vez necesarios
Grado 2: la menstruación es dolorosaModeradamente incapacitantePosiblesNecesarios
Grado 3: menstruación muy dolorosaMuy incapacitanteDolor de cabeza, cansancio, vómitos, diarreaPoco efectivos