Dolor menstrual (dismenorrea): Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

El dolor menstrual (dismenorrea) pueden clasificarse en dos tipos en función de sus causas:

  • Dismenorrea primaria: dolores menstruales que se inician con la primera menstruación.
  • Dismenorrea secundaria: dolores menstruales que aparecen tras la primera menstruación y tienen un origen orgánico de base.

El dolor menstrual primario se debe, probablemente, a las hormonas. El dolor menstrual secundario tiene enfermedades subyacentes como causa.

Dolor menstrual primario (dismenorrea primaria)

En el dolor menstruales primario (dismenorrea primaria) las causas no son, en general, enfermedades físicas. Los desencadenantes de los dolores menstruales son sustancias del propio cuerpo, las denominadas prostaglandinas. El ácido araquidónico, un estadio previo de la prostaglandina, desempeña un papel importante. Se produce en grandes cantidades a lo largo del ciclo menstrual. Aquí, los estrógenos y los gestágenos se ocupan de que la mucosa uterina crezca. Durante la regla, el ácido araquidónico se transforma en prostaglandinas. Estas hacen que la musculatura uterina se contraiga. La mucosa es, de este modo, expulsada. El tejido recibe menos irrigación por las contracciones y, por tanto, menos oxígeno. Es lo que produce el dolor menstrual en algunas mujeres.

Entre los factores que favorecen el dolor menstrual primario se hallan los siguientes:

  • Primera regla a edad temprana (menarquía): antes de cumplir los 12 años.
  • Índice de masa corporal (IMC) por debajo de 20 (peso corporal relativamente bajo).
  • Ciclos menstruales largos con duración de sangrado largo o abundante e irregular.
  • Antecedentes familiares de dolor menstrual.
  • Estilo de vida poco saludable (tabaco, alcohol).

Dolor menstrual secundario (dismenorrea secundaria)

El dolor menstrual secundario (dismenorrea secundaria) puede aparecer en caso de alteraciones patológicas en la pelvis, como una metritis o miomas (tumores benignos del útero). Otra causa común de los dolores menstruales es la endometriosis. Alrededor del 10 % de las mujeres en edad fértil puede sufrir de endometriosis, la cual consiste en sobrecrecimiento de tejido endometrial (tejido normal del útero) en zonas distinas a su localización normal (ovarios, pelvis, ligamento endometríal, intestino). En muchos casos no se reconoce como causa de los dolores menstruales. Si aparecen molestias y trastornos menstruales frecuentes o regulares, debería excluirse siempre, en primer lugar, una endometriosis. El dolor menstrual secundario también puede ser consecuencia de anticonceptivos mecánicos en la zona del cuello uterino (por ejemplo, el DIU).