Diabetes insípida: Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

Si sospecha que padece diabetes insípida, el diagnóstico se efectúa a partir de un examen de las cantidades de bebida y orina, así como de la concentración de potasio en la sangre. Por eso es necesario que al menos dos días antes dosifique la cantidad diaria de líquido que toma, registre la orina expulsada cada día y los valores de potasio dos veces al día. Es requisito indispensable para efectuar el diagnóstico que el afectado deje de tomar medicamentos diuréticos o inhibidores de la orina. Si la cantidad medida de orina está por debajo de los 2,5 litros por 24 horas, el resultado apunta a que padece diabetes insípida. Si la eliminación de orina es muy elevada, se pueden descartar algunas causas como, por ejemplo, la diabetes mellitus.

Para asegurar el diagnóstico de la diabetes insípida y limitar el consiguiente aumento de sed (polidipsia) a causa de la denominada polidipsia psicogénica (un aumento en las ganas de beber que puede aparecer en las enfermedades psíquicas), se aconseja la prueba de la sed. Por lo general la prueba es estacionaria y se realiza bajo supervisión del endocrinólogo. Consiste en pasar un periodo de sed de doce horas, en las cuales se lleva un control de su peso, producción de orina y de los valores de electrolitos en la sangre (potasio).

El diagnóstico para determinar si se trata de la diabetes insípida central, es decir, si los afectados tienen muy pocas hormonas antidiuréticas (HAD o vasopresina), o de una diabetes insípida renal es muy fácil: los afectados deben tomar vasopresina. En la diabetes insípida central, la capacidad de concentración de orina aumenta en cuanto se ingiere dicha hormona; en la diabetes insípida renal, por el contrario, la ingesta de la hormona no conlleva la subida de ninguno de los valores mencionados. Además, en el diagnóstico de la diabetes insípida es importante descubrir las causas de la enfermedad: así, en el caso de una diabetes insípida central se recomienda realizar una tomografía por resonancia magnética (TRM) de la zona de la hipófisis para buscar posibles tumores.