Dermatitis perioral

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/AbleStock.com

La dermatitis perioral es una erupción rojiza frecuentemente abultada que aparece en la piel del rostro. Este nombre se le da por varias circunstancias: se presenta con más intensidad en la zona de la boca y su cuadro patológico se parece a otra de las enfermedades de la piel, como el herpes zóster, así como al acné a una dermatitis por contacto.

La dermatitis perioral no es contagiosa ni peligrosa, se trata, casi siempre, de un problema estético muy molesto. Afecta principalmente a mujeres jóvenes y de mediana edad que emplean muchos cosméticos y productos de limpieza oleosos, como las cremas hidratantes. La causa que se presupone origina la dermatitis perioral es una dependencia de la piel hacia las cremas, sobretodo las que contienen corticoides. La barrera epidérmica natural se ve alterada por el uso de demasiados cosméticos, por lo que la piel sufre sequedad crónica. Por lo demás, existen influencias externas, tales como las píldoras anticonceptivas o la luz solar, que pueden provocar o agravar la dermatitis perioral. El uso de cremas con cortisona, aunque aparentemente puedan mejorar la dermatitis perioral, debe evitarse, puesto que son causa o agravante de la misma.

En la dermatitis perioral la piel se reseca y se enrojece y aparecen pequeñas micropápulas rojizas, a veces con contenido purulento (pus), sobre todo en las zonas de pliegues de la nariz y labios, rodean los labios, mentón y en ocasiones pueden estar en párpados superiores e inferiores. El diagnóstico puede efectuarse con los antecedentes relacionados con el cuadro clínico.

Para el tratamiento de la dermatitis perioral deben evitarse los posibles desencadenantes. Se recomienda desacostumbrar a la piel al uso de cremas y cosméticos. Al principio, el tratamiento suele provocar que los síntomas se agraven, aunque tras unas semanas la dermatitis perioral desaparece por completo. En algunos casos puede tratarse con antibióticos para mejorar la regeneración de la piel. El pronóstico de la dermatitis perioral es favorable. Se puede prevenir limitando el uso de determinados cosméticos.