Depresión: Definición

Autor: Redacción Onmeda (5 de Octubre de 2017)

Una depresión es una enfermedad psíquica, que entra dentro de los trastornos descritos como trastornos afectivos. Un trastorno afectivo es una enfermedad en la que se dan fluctuaciones en el estado de ánimo y de la motivación.

Con frecuencia las depresiones van unidas al sentimiento de una profunda tristeza. Todos conocemos los sentimientos de tristeza y abatimiento. Especialmente después de sucesos traumáticos se produce casi siempre una fase en la que el estado de ánimo está abatido. Estos sucesos pueden ser la muerte de un ser querido, mal de amores cuando se termina una relación sentimental. No obstante la mayoría de las personas consiguen olvidar sus penas brevemente durante este tiempo: pueden desviar su atención sobre sentimientos tristes hablando con amigos o conocidos.

En un proceso de tristeza normal, los sentimientos de tristeza o abatimiento van difuminándose con el tiempo. Pero si se mantienen durante un largo plazo, puede desarrollarse un estado depresivo.

En lugar de una profunda tristeza, las depresiones también están acompañadas a menudo de un vacío emocional doloroso. Los afectados se sienten muy afectados por la depresión en todos los aspectos de su vida. Les cuesta mucho realizar las tareas diarias, como, por ejemplo, las habituales tareas del hogar. Sienten una intensa duda sobre sí mismos y dejan de interesarse por las cosas que antes les resultaban importantes. Ni la distracción ni el consuelo de otras personas alivian la situación de las personas depresivas.

Incidencia

La depresión se halla entre las enfermedades psíquicas más frecuentes. Su incidencia se halla entre el 16 y el 20%. Afecta más a las mujeres que a los hombres. Las depresiones pueden desarrollarse a cualquier edad, pero es más común que la primera depresión aparezca entre los 18 y los 25 años. Tras una fase depresiva, aproximadamente la mitad de todos los afectados desarrolla de nuevo una depresión (las llamadas depresiones recidivantes).