Colitis ulcerosa: Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Belén Giménez (19 de Marzo de 2012)

El tratamiento de la colitis ulcerosa tiene como objetivo aliviar los síntomas y reducir el riesgo de complicaciones. Por lo tanto, en primer lugar se combina una dieta individual para el tratamiento de la colitis ulcerosa con la administración de antinflamatorios. No existe un tratamiento con medicamentos para la colitis ulcerosa, por lo que no es posible una cura completa.

Terapia con medicamentos

En una colitis ulcerosa es adecuado el tratamiento con medicamentos corticosteroides o derivados del ácido salicílico (salicilatos). Los corticosteroides se administran en comprimidos (vía oral), de forma intravenosa (parenteral), como supositorios o enemas rectales (clismas). También se utiliza con éxito en la inflamación intestinal el tratamiento con sulfasalicina. Hay además disponible un nuevo salicilicato con mesalamina o sulfazina. La mesalamina se aplicable en tabletas y supositorios. En los casos más severos los agentes que deprimen el sistema inmunológico (llamados inmunosupresores), como la azatioprina o ciclosporina contribuyen a la frenar la respuesta inmunológica defectuosa en la colitis ulcerosa.

Si el paciente no responde adecuadamente a estos medicamentos, el médico puede administrar el medicamento infliximab contra la colitis ulcerosa. Este es uno de los productos llamados biológicos, lo que significa que su estructura se asemeja a los anticuerpos del propio organismo que son anti-inflamatorios. Con el uso regular, el compuesto activo puede contribuir a sanar los daños sufridos como consecuencia de la inflamación de la mucosa intestinal. Por lo tanto, la cirugía y la hospitalización asociada con la colitis ulcerosa rara vez son necesarias, y a menudo se puede interrumpir el tratamiento con corticosteroides.