Cáncer de vesícula biliar, colangiocarcinoma: Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (19 de Marzo de 2012)

El único tratamiento curativo de los tumores de la vía biliar es la cirugía radical. No obstante, únicamente un 25% de los pacientes serán candidatos a un tratamiento quirúrgico en el momento del diagnostico, y en muchos de ellos la enfermedad reaparecerá a nivel local o a distancia.

La mayoría de tumores son diagnosticados en estadios avanzados de la enfermedad, siendo candidatos a tratamiento paliativo. En los últimos años se ha experimentado una mejoría en las técnicas diagnósticas, permitiendo diagnosticar la enfermedad en estadios más precoces.

Asimismo, se ha experimentado una mejoría en las técnicas quirúrgicas que permite alcanzar una mayor radicalidad quirúrgica (eliminación completa del tumor en el acto quirúrgico).

El tratamiento sistémico con nuevos agentes quimioterápicos ha permitido a los pacientes afectos de una neoplasia de las vías biliares alcanzar un aumento de la supervivencia sin un aumento de la toxicidad secundaria a dichos tratamientos.

Tratamiento quirúrgico

La cirugía es la única opción de tratamiento radical para los tumores de la vía biliar.

La presencia de metástasis a distancia, ganglios linfáticos de la zona afectos de forma extensa, o invasión de los grandes vasos de la zona por parte del tumor, serán características que no permitirán la realización de una resección quirúrgica radical.

La cirugía es específica por el tipo tumoral:

Carcinoma de vesícula biliar

  • Estadios 0 y I: la colecistectomía (extirpación de la vesícula) laparoscópica se considera un tratamiento eficaz.
  • Estadio II: la tasa de supervivencia mejora si el paciente es sometido a una resección más extensa realizando una laparotomía.
  • Estadios III, IV, y la mayoría de estadios II: es preferible la realización de una colecistectomía radical extensa. Dependiendo de la extensión tumoral al hígado, será necesaria la realización de una resección del hígado de la zona afectada por el tumor de la vesícula.

Colangiocarcinoma intrahepático

El tratamiento es una resección hepática. El tratamiento se considera radical si se consigue un margen libre de tumor de 5mm.

  • Estadios I y II: se realizará una resección hepática junto a una resección en bloque de los conductos biliares extrahepáticos, resección de la vesícula biliar y realización de una hepaticoyeyunostomía en Y-Roux, es decir se realizará una conexión del hígado con el intestino delgado.
  • Estadios III: se realizará la misma resección que en los estadios I y II pero se añadirá una resección de un lóbulo hepático.

Complicaciones del tratamiento quirúrgico

Las complicaciones más frecuentes tras una cirugía radical de una neoplasia de la vía biliar son:

  • Insuficiencia hepática leve o moderada: esto puede ocurrir en pacientes en los que se precise una extirpación de parte del hígado para erradicar el tumor.
  • Absceso intra abdominal: puede ocurrir si existe la presencia de una complicación infecciosa posterior a la cirugía.
  • Fístula biliar

Colangiocarcinomas extrahepáticos y de la ampolla de Vater

La resección de elección será la realización de una duodenopancreatectomía, que incluirá la resección del páncreas (total o parcial) y de la zona de duodeno que se encuentra próxima al páncreas.