Cáncer de vesícula biliar, colangiocarcinoma: Diseminación (metástasis)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Palestino Abdeljabbar (19 de Marzo de 2012)

Tanto el cáncer de vesícula biliar como el colangiocarcinoma tienden a invadir de manera temprana órganos cercanos como el duodeno y el páncreas. La metástasis ganglionar se produce principalmente en los ganglios adyacentes, así como a lo largo de la aorta. Los tumores vesiculares pueden propagarse a través del sistema circulatorio y formar nuevos focos cancerosos en órganos y tejidos distantes (metástasis). La metástasis hepática es especialmente frecuente, si bien también aparece en los pulmones y el peritoneo. Por el contrario, la metástasis en los ovarios, los huesos o el bazo es mucho menos habitual. Los órganos afectados por la metástasis pueden producir dolor o ver comprometido su funcionamiento.

Incidencia

El carcinoma de vías biliares es un tumor poco frecuente que incluye el colangiocarcinoma (tumor de la vía biliar propiamente) y el tumor de la vesícula biliar.

El cáncer de vesícula biliar es la neoplasia más frecuente de la vía biliar. Su incidencia es mayor en el sexo femenino, con una relación de dos mujeres afectadas por cada hombre que desarrolla esta patología. Normalmente, este tumor afecta a personas a partir de los 65 años de edad.

El pronóstico de los tumores de la vía biliar que no se pueden resolver mediante la extirpación quirúrgica no es favorable, alcanzando una mediana de supervivencia entre 6 meses y un año.

El colangiocarcinoma representa el 3% de todas las neoplasias digestivas. La incidencia de los colangiocarcinomas intrahepáticos ha aumentado a los largo de los últimos años en países desarrollados.

La neoplasia de vesícula biliar es la quinta más frecuente del tubo digestivo.