Cefalea en racimos

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero

© Jupiterimages/Digital Vision

La cefalea en racimos es un dolor fuerte unilateral que suele manifestarse detrás del ojo. Se presenta en ataques acumulados intermitentes (racimos) hasta ocho veces al día. Suele ser más intenso de noche.

Un ataque de cefalea en racimos suele durar entre 15 y 180 minutos, si el paciente no está recibiendo tratamiento. Estos pacientes suelen sentir, además del dolor de cabeza, las siguientes molestias: ojo lloroso y enrojecido, una nariz que gotea (rinorrea acuosa) y una intensa sudoración en la frente y en la cara, concretamente en el mismo lado en el que se manifiesta el dolor de cabeza.

Las causas exactas de la cefalea en racimos no están determinadas en un 100%. Frecuentemente, se hallan entre los factores desencadenantes el alcohol, la nicotina, determinados alimentos y la luz brillante. La cefalea en racimos es una patología bastante rara, se estima que afecta a menos del 1% de la población general. La cefalea en racimos suele afectar, sobre todo, a hombres jóvenes. Estos pacientes pueden llegar a tener cefaleas en forma de crisis durante décadas.

El tratamiento va dirigido a prevenir y tratar las crisis. Para prevenir la cefalea en racimos existen diversos medicamentos específicos. En caso de ataque agudo, el mejor tratamiento consiste en inhalar oxígeno al 100% a través de una máscara o bien inyectar triptanos por vía subcutánea.