Cáncer tiroideo : Síntomas

Autor: Redacción Onmeda (25 de Septiembre de 2017)

Al comienzo de la enfermedad, el cáncer tiroideo (carcinoma de tiroides) es prácticamente silente, por lo que los afectados no son en absoluto conscientes de él. Las molestias aparecen a medida que aumenta el tamaño del tumor. Los pacientes notan un nódulo en la tiroides, que se agranda con el tiempo y que, al presionar el esófago o la tráquea, dificulta en ocasiones la deglución y la respiración.

Si el carcinoma de tiroides daña al nervio laringeo recurrente, puede aparecer ronquera debido a la parálisis de las cuerdas vocales. Además, puede desarrollarse el llamado síndrome de Horner, caracterizado por la contracción de la pupila, el hundimiento del globo ocular y la caída del párpado superior en el lado afectado, aunque esta manifestación clínica sea excepcional.

En caso de que el carcinoma de tiroides invada los ganglios linfáticos del cuello, estos se muestran inflamados, duros y “adheridos” al tejido circundante, es decir, resulta difícil desplazarlos en el tejido.