Cáncer de riñón: Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Patricia Alva (19 de Marzo de 2012)

El primer tratamiento del cáncer de riñón es la intervención quirúrgica. En la mayoría de los casos se extirpa el riñón afectado para asegurarse de que no quede tejido tumoral dentro del cuerpo. El otro riñón sano puede sustituir plenamente la función del extirpado.

Si el tumor ya se ha extendido a otros órganos, puede ser recomendable realizar un tratamiento radiológico después de la cirugía. A través de él, se destruyen las células cancerígenas (metástasis) asentadas impidiendo, además, un crecimiento a posteriori. La radiación también inhibe los síntomas de dolor de huesos, como parte del tratamiento del cáncer de riñón.

Otra posibilidad adicional es el tratamiento inmunológico, con las denominadas citoquinas (interleuquina-2, interferón-alfa, 5-fluorouracilo). Aquí se trata de animar a que sea el propio sistema inmunitario el que ponga sus defensas a funcionar contra los tejidos tumorales del cuerpo. Actualmente, el efecto del tratamiento inmunológico en el caso del cáncer de riñón no está exento de detractores por lo que sigue estando sometido a estudios que prueben su eficacia.

La mayoría de los medicamentos aplicados en la quimioterapia (citostáticos) no pueden atacar a las células renales malignas. Por eso, la quimioterapia no suele ser efectiva en el caso del cáncer de riñón.