Cáncer de próstata: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (18 de Enero de 2016)

Hay varios factores de riesgo responsables de que se presente con mayor frecuencia: así se considera probado que los factores genéticos favorecen la aparición de la enfermedad. Si el padre o un hermano han tenido cáncer de próstata, el riesgo de padecerlo se multiplica. Además, los hombres con sobrecarga hereditaria pueden sufrir cáncer de próstata a edades más tempranas que la media de la población. Por ello, se recomienda que estas personas efectúen exámenes urológicos tempranos. Según las estimaciones, los factores genéticos son los responsables de entre el 5 y el 10% de todos los casos de cáncer de próstata.

Por lo general, la edad desempeña un papel muy importante en la formación del cáncer de próstata. A partir de los 50 años, aumenta la probabilidad de padecer este cáncer. Muy pocos varones de menos de 40 años están afectados. Aproximadamente, dos de cada tres casos de cáncer de próstata (65%) se detectan en hombres mayores de 65 años.

También las hormonas son posibles causantes del cáncer de próstata, sobre todo la hormona sexual masculina testosterona. Sin testosterona no puede formarse cáncer de próstata. También se cree probable que otras hormonas puedan provocar este tumor.

Todavía no se ha aclarado en qué medida el estilo de vida y la alimentación pueden influir en la aparición de cáncer de próstata. Hasta ahora no hay pruebas concluyentes de que algunos alimentos aumenten o disminuyan el riesgo de cáncer de próstata, aunque algunas investigaciones recientes sugieren que el consumo elevado de grasas animales puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de próstata. Por otro parte, otros estudios afirman que los suplementos de vitamina E y selenio y el consumo elevado de licopenos podrían tener un efecto protector como medidas de prevención.

Por otra parte, en la mayoría de los estudios, el ejercicio físico no ha demostrado reducir el riesgo de cáncer de próstata. Los médicos aconsejan llevar un estilo de vida saludable y una alimentación sana con poca grasa y carne y más verdura, fruta y fibra alimenticia.

En los últimos años, algunos estudios han sugerido que la prostatitis (inflamación de la glándula prostática) puede estar asociada a un riesgo aumentado de cáncer de próstata, aunque otros estudios no han encontrado tal asociación. Tampoco se ha aclarado si el aumento benigno de la próstata (hiperplasia benigna de próstata, HBP), que se produce frecuentemente a edades avanzadas, sea una causa del cáncer de próstata, aunque es un área activa de investigación.

Otros factores asociados al cáncer de próstata son las exposiciones tóxicas en el lugar de trabajo, específicamente en el caso de los bomberos, y por otro lado, el área geográfica, pues en Norteamérica, en el noroeste de Europa, Australia, y en las islas del Caribe es más frecuente que en Asia, África, Centroamérica y Sudamérica.

El cáncer de próstata es más frecuente en varones de raza negra que en hombres de otras razas. Además, los hombres de raza negra tienen mayor probabilidad de ser diagnosticados en estadios avanzados, y tienen el doble de probabilidad de morir por este cáncer en comparación con los hombres blancos. Por otro lado, la tasa más baja de cáncer de próstata se observa en individuos de raza asiática