Cáncer de laringe: Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Patricia Alva (19 de Marzo de 2012)

También en el cáncer de laringe es importante realizar un diagnóstico lo antes posible. Una afonía que dure más de dos semanas puede ser un primer indicio de cáncer de laringe, y en tal caso, los afectados deberían consultar a su médico de cabecera o a un otorrinolaringólogo. Este podrá averiguar rápidamente las causas de la afonía. En primer lugar el facultativo le preguntará sobre las molestias, posibles factores de riesgo (por ejemplo, consumo de alcohol y tabaco), así como sobre las enfermedades que padece. Para poder diagnosticar de forma segura el cáncer de laringe, el médico debe efectuar varios exámenes. En primer lugar, realiza un palpado del cuello. A continuación, siguen controles especiales como una laringoscopia. A este método pertenece también la llamada laringoscopia con lupa (laringoscopia indirecta) en la que se utiliza un endoscopia con una óptica de gran angular de 90 grados. Puesto que durante este examen puede darse un ligero reflejo nauseoso cuando el aparato roza mucosa sensible en la faringe, podrá realizarse con una anestesia local.

Si el examen de la laringe no arroja ningún resultado claro, el médico puede extraer una muestra de tejido (biopsia) durante la endoscopia. La muestra del tejido se examina bajo microscopio para buscar células sospechosas de cáncer de laringe y si las hay, el diagnóstico es seguro. A continuación, la consigna consiste en evaluar la extensión del tumor y un posible alcance a los ganglios linfáticos del cuello mediante métodos de diagnóstico por imágenes como la tomografía computerizada (TC) o la tomografía por resonancia magnética (TRM).