Cáncer de estómago (cáncer gástrico): Síntomas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Gemma Tena (9 de Marzo de 2016)

En el cáncer de estómago los síntomas suelen ser poco característicos. A menudo no se presenta ningún síntoma en mucho tiempo o los afectados interpretan las molestias como vagas o inespecíficas. Los síntomas y signos más frecuentes son:

  • Dolor abdominal: aparece en 60-70% de los pacientes.
  • Disminución de peso: en un 50% de los pacientes.
  • Otros síntomas:
    • Melenas y/o hematemesis.
    • Náuseas y vómitos.
    • Astenia.
    • Anorexia.
    • Saciedad precoz.
    • Edema en MMII.
    • Disfagia: en los tumores de la unión esófago-gástrica.

El cáncer de estómago puede provocar una hemorragia gástrica. En caso de fuerte hemorragia en el estómago, las heces se tiñen de negro (melenas) o se produce el vómito de sangre. Este vómito tiene aspecto de posos de café. La sangre adquiere ese color y consistencia debido al contacto con los ácidos gástricos.

Cuando el cáncer gástrico estrecha la salida del estómago, el alimento ingerido no puede abandonar libremente el estómago en dirección al estómago. Las consecuencias son sensación de pesadez o plenitud, naúseas y vómitos. Tras los vómitos, en ocasiones con restos del día anterior, se produce una sensación transitoria de alivio y la sensación de opresión desaparece. Debido al reflujo de los ácidos gástricos o del alimento por el esófago puede producirse acidez de estómago.

Otros síntomas pueden ser la pérdidad de peso involuntaria, la anemia, las molestias en la deglución, un menor rendimiento o el aumento ligero de la temperatura corporal. En caso de tumores grandes avanzados, especialmente en personas delgadas, es posible palpar un bulto a través de la pared abdominal.

Si ya se ha producido una diseminación (metástasis) del cáncer de estómago a los ganglios linfáticos, en determinadas circunstancias el ganglio linfático de Virchhow de la clavícula izquierda puede aumentar y puede palparse. En caso de metástasis en el hígado, este puede aumentar de tamaño y puede provocar una sensación de opresión. También pueden acumularse grandes cantidades de líquido en la cavidad abdominal (ascitis).

Intolerancias

Una intolerancia repentina hacia algunos alimentos, como el café, la fruta, el alcohol (especialmente vino y cava o champán), así como el rechazo hacia la carne y una falta de apetito que va a más son síntomas que pueden aparecer en el cáncer de estómago. Son debidas a alteraciones en el gusto y el olfato que se producen debido al cáncer de estómago. A menudo, estas molestias en el epigastrio son muy ligeras o inexistentes durante mucho tiempo y estos indicios tempranos de cáncer de estómago se confunden con fallos de alimentación o molestias inocuas del estómago. Si bien conviene señalar que habitualmente el motivo de estos síntomas no suele ser preocupante. No obstante, si los síntomas se prolongan durante más de ocho semanas a pesar del tratamiento y de un estilo de vida sano, el médico valorará la necesidad de realizar una gastroscopia para, entre otras cosas, exlcuir la pressencia de un cáncer de estómago.

Enfermedades con sintomatología similar

Algunas enfermedades pueden causar las mismas molestias o similares al cáncer de estómago. Por ello es muy importante acudir al médico en cuanto se detecten síntomas de alarma para que sea él quien determine la gravedad y el alcance de la patología.

Entre las enfermedades que pueden ocasionar síntomas parecidos al cáncer de estómago se encuentran las siguientes:

  • Úlcera gástrica (úlcera de estómago).

    Inflamación del esófago (esofagitis) con pirosis por reflujo del alimento hacia el esófago.

    Enfermedades de las vías biliares, del hígado o del páncreas.

     Dispepsia funcional.