Cáncer de estómago (cáncer gástrico): Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Gemma Tena (9 de Marzo de 2016)

Hasta ahora no se han aclarado realmente las causas exactas del cáncer de estómago. Pero hay una serie de factores de riesgo que incrementan las posibilidades de enfermar.

Factores genéticos

En casos poco frecuentes, el cáncer gástrico puede estar relacionado con factores genéticos. Es el caso del síndrome de cáncer gástrico difuso hereditario, que suelen desarrollar varios miembros de la misma familia tras desarrollar una mutación en un gen llamado cadherina.

Factores familiares

La incidencia de cáncer gástrico es de dos a tres veces mayor en aquellas personas diagnosticadas de cáncer gástrico, aunque no se identifique la alteración gástrica que está detrás.

Factores de riesgo exógenos

Las costumbres alimenticias juegan un importante papel en el cáncer de estómago como causas exógenas (debidas a influencias externas). Mientras en Japón, China, Chile, Finlandia, Colombia y Venezuela enferman comparativamente más personas de cáncer de estómago, los descendientes de japoneses emigrados a EE.UU. no presentan un mayor riesgo.

Esta observación permite deducir que es sobre todo la alimentación y menos la disposición genética la responsable de la mayor frecuencia del cáncer de estómago:

  • El elevado contenido en nitratos de los alimentos ahumados y salados parece aumentar el riesgo de padecer cáncer gástrico por la transformación bacteriana o por el modo de preparación (por ejemplo, frituras, a la parrilla) y su relación con las proteínas cancerígenas denominadas nitrosaminas.
  • Puesto que los nitratos se hallan presentes en muchos tipos de vegetales, estos deberían consumirse frescos siempre que sea posible, antes de que puedan transformarse en nitrosaminas.
  • El tabaco también es un factor de riesgo para el cáncer de estómago, puesto que los componentes cancerígenos del humo del tabaco se disuelven en la saliva y acceden así al estómago.
  • El alcohol, especialmente el de alta graduación, daña las mucosas de la boca, del esófago y del estómago. Su relación con el cáncer de esófago está probada, pero aún está en estudio su influencia en el cáncer gástrico.
  • Las comidas muy calientes: aunque se considera probable la relación de las comidas calientes con el cáncer de la cavidad oral, el cáncer de faringe y el cáncer de esófago, no está muy claro su implicación en el cáncer de estómago, ya que a medida que se desciende el posible efecto adverso de la temperatura excesiva sobre la mucosa va siendo menor. 

Factores de riesgo endógenos

Hay distintos factores de riesgo endógenos que aumentan la probabilidad de padecer cáncer gástrico:

Enfermedades gástricas

Las enfermedades gástricas que pueden aumentar el riesgo de cáncer son:

  • Gastritis crónica atrófica autoinmune (tipo A), una inflamación del estómago (gastritis) de larga duración debida al ataque anómalo del sistema inmunitario propio que tiene como consecuencias alteraciones en la mucosa estomacal y en la producción de ácidos gástricos.

    Operaciones de estómago previas.

    Anemia perniciosa, una forma especial de anemia con deficiencia de vitamina B12.

    Determinados tumores gástricos (los denominados pólipos gástricos adenomatosos).

    Determinada forma de inflamación de las mucosas del estómago (gastropatía hipersecretoria hiperplásica, enfermedad de Ménétrier).

    Úlcera gástrica (úlcera de estómago).

    Muy raramente se desarrolla un cáncer de estómago a partir de una mucosa de estómago completamente sana.

Infección por Helicobacter pylori

Las infecciones por la bacteria Helicobacter pylori es un factor de riesgo de algunos tipos de cáncer de estómago. Este germen se asienta en la mucosa estomacal y provoca la inflamación de la mucosa del estómago (gastritis).

El riesgo de enfermar de un tumor de los ganglios linfáticos del estómago (linfoma gástrico) aumenta claramente en caso de infección por Helicobacter pylori.

Si bien la bacteria se halla en casi todos los pacientes con cáncer de estómago, no puede efectuarse la conclusión inversa: las infecciones de Helicobacter pylori son muy frecuentes, pero solo unas pocas personas infectadas enferman de cáncer de estómago a lo largo de su vida.