Cáncer de vejiga: Sustitución vesical y derivación urinaria

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Gemma Tena (19 de Marzo de 2012)

La vejiga extirpada debe sustituirse, de forma que la orina se acumule en una vejiga artificial y sea conducida al exterior. Existen varias posibilidades conocidas como derivación urinaria continente y no continente:

Derivación urinaria continente

  • Neovejiga: creación de una vejiga de sustitución con parte del intestino delgado (íleon)
  • Bolsa: reservorio continente de orina que empieza en el intestino delgado o grueso con una estrecha apertura en el abdomen (estoma)
  • Implantación de los uréteres en el recto: Derivación urinaria en el recto y parada controlada de la orina mediante el ano

La vejiga de sustitución (neovejiga) conecta partes del intestino delgado con los uréteres por un lado y por otro lado con la uretra. Los uréteres transportan normalmente la orina de los riñones a la vejiga, la uretra lleva la orina (en los hombres, a través del pene; en las mujeres, a través de la apertura de la uretra en la zona de la vulva hasta el exterior. La vejiga artificial permite que se realice la evacuación casi natural de la orina. En algunos casos, el paciente debe vaciar la vejiga de sustitución (varias veces al día o una vez por la noche) a través de un catéter. Los ejercicios del suelo pélvico ayudan a recuperar el control de la micción o a evitar las pérdidas (incontinencia).

Si no se utiliza la implantación de una vejiga artificial se puede utilizar como medio una bolsa. En estos casos se trata de un reservorio que el cirujano “ata” al intestino delgado o al colon. El médico conecta los uréteres a esta parte del intestino y crea una apertura directa en el abdomen, que se conoce como estoma. El estoma se cierra y funciona como una válvula, de manera que no permite que se escape orina de forma involuntaria. Con un catéter, el paciente puede vaciar la orina acumulada a través del estoma.

La implantación de los uréteres en el recto (parte final del colon) es la tercera posibilidad de derivación urinaria continente. En el recto se mezcla la orina con las heces y se queda en el ano (control a través de los esfínteres).

Estas tres medidas son únicamente efectivas cuando los riñones funcionan correctamente, puesto que el contacto prolongado de la orina con el tejido intestinal puede llevar a que determinadas sustancias vuelvan a la sangre y que los riñones tengan que filtrarlas de nuevo.

Derivación urinaria no continente

  • Ileal: Creación de una salida artificial de la orina a través de una parte del intestino delgado (íleon) conocida como derivación urinaria ileal

El conducto de derivación urinaria se crea de la siguiente manera: el uréter acaba en una parte corta del intestino delgado (íleon), conecta directamente con la pared abdominal y se abre en el estoma. A través del estoma se une al cuerpo una bolsa de recolección a la que va a parar la orina directamente.