Publicidad

Publicidad

Cáncer de lengua

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Lidia Arias (14 de Diciembre de 2016)

© Jupiterimages/iStockphoto

¿Qué es el cáncer de lengua? El cáncer de lengua es un tumor maligno poco frecuente que se localiza, sobre todo, en el tercio anterior de la lengua. Los expertos creen que entre las posibles causas de este tipo de cáncer están principalmente el consumo de tabaco y alcohol. 

Los tumores en la lengua y se suelen extender por las estructuras contiguas como, por ejemplo, la laringe. Los tumores que se desarrollan en la zona anterior de la lengua son los que pueden causar las­ lesiones más graves de los tejidos.

Un síntoma típico del cáncer de lengua es la sensación de tener cuerpos extraños en boca y faringe. Posteriormente pueden aparecer molestias al tragar. Para establecer el diagnóstico, el médico examina la boca y realiza una prueba de tejidos (biosia) de la zona correspondiente. La biopsia muestra si se trata de cáncer o si hay otra razón para los síntomas. Además, el médico puede establecer de qué tipo de tumor se trata con ayuda de la prueba de tejidos. Mediante una tomografía computarizada (TC) o una tomografía por resonancia magnética (TRM) también puede determinar si existen o no tumores ramificados (metástasis).

Si es posible, el médico extirpa el cáncer mediante una operación. SI logra extirpar el tumor por completo, la posibilidad de curación es buena. Después de la operación, o en casos de carcinomas inoperables, se utiliza la radioterapia. La quimioterapia solo suele ser necesaria cuando el tumor ha desarrollado metástasis.

Los carcinomas en la lengua representan aproximadamente el 25 por ciento de todos los cánceres de boca. Es un tumor predominantemente masculino; su distribución por sexos en España es de 10 varones por cada mujer que lo padece, aunque en los últimos años debido al aumento del hábito tabáquico en la mujer este cociente se está viendo modificado.

La edad media de aparición de este tipo de tumor es por encima de los 50 años.

Una vez que concluye el tratamiento del cáncer de lengua, debe llevar a cabo un control de seguimiento regular para poder detectar nuevos brotes de cáncer (recidivas) a tiempo y así poder tratarlos. Esto mejora visiblemente el pronóstico del cáncer de lengua.

Evitar el consumo de tabaco y de alcohol ayuda a reducir la posibilidad de que el cáncer se reproduzca o incluso de que aparezca.

Definición

¿Cómo se define el cáncer de lengua? Se denomina cáncer o carcinoma de lengua al tumor maligno que se desarrolla en la lengua. Se clasifica dentro del grupo de los tumores de cabeza y cuello.

Las dos terceras partes anteriores de la lengua son flexibles. El último tercio, la base de la lengua, sobresale de la faringe. El sitio más común de localización del cáncer de lengua en la actualidad, es el borde, tercio medio y tercio posterior, con un porcentaje del 80% de nacidos corrientemente sobre úlceras traumáticas. Siguen después los epiteliomas del dorso, en tercer término los de vientre y por último los de punta.

Esto significa que la mayoría se observan en parte móvil, 75%, y en la mayoría de los casos, el tumor es único, solo en el 3 % de los casos es múltiple.

Los tumores en la lengua suelen extenderse por las estructuras contiguas como, por ejemplo, la laringe. Los tumores que se desarrollan en la zona trasera de la lengua son los que pueden causar las lesiones más graves de los tejidos.

Los carcinomas en la lengua pueden adoptar formas diferentes. Hay tumores planos que se encuentran en las mucosas y tumores ramificados que sobresalen de ellas. Este tipo de carcinomas se extienden por el conducto linfático tanto en los ganglios linfáticos del cuello como en los de la mandíbula inferior. En otros órganos (por ejemplo, en los pulmones, el hígado o en el esqueleto) no suelen aparecer tumores ramificados.

Los carcinomas en la lengua representan aproximadamente el 25% de los cánceres de boca. Suelen aparecer entre los 60 y los 70 años y afectan con más frecuencia a los hombres que a las mujeres.

Causas

¿Cuáles son las causas del cáncer de lengua? Las causas del cáncer o el carcinoma en la lengua no siempre están claras. Tanto el tabaco como el alcohol en grandes cantidades afectan a la zona de la boca y la faringe y, según los expertos, constituyen un factor que aumenta el riesgo de desarrollar el cáncer de lengua. Las inflamaciones crónicas de las mucosas bucales y linguales, por ejemplo, debidas a un mal implante de prótesis dentales, así como una higiene bucal deficitaria pueden llegar a favorecer el riesgo de padecer cáncer.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de lengua? Al principio de la enfermedad no es muy común que aparezcan síntomas o molestias. Si la enfermedad sigue avanzando, algunos de los afectados experimentan una sensación de cuerpos extraños en la boca o la faringe. En una etapa más avanzada se puede presentar dolor de garganta , que puede extenderse hasta los oidos, y molestias al tragar o problemas al hablar. En la parte inferior de la lengua pueden aparecer zonas sangrantes. Asimismo, pueden encontrarse a menudo ganglios linfáticos inflamados en la garganta y la mandíbula inferior.

Diagnóstico

¿Cómo es el diagnóstico del cáncer de lengua? Para confirmar o descartar el diagnóstico de cáncer de lengua, el médico realiza un examen a conciencia de la zona de la boca y la faringe. Las dos terceras partes anteriores de la lengua pueden evaluarse a simple vista. Por último, con la ayuda de un espejo puede observar la base de la lengua. Cuando se sospecha que existe cáncer de lengua, el médico toma una muestra de tejido (biopsia) de las zonas de la piel alteradas, para así asegurar el diagnóstico.

Para determinar cuánto se ha extendido el cáncer de lengua, el médico emplea procedimientos de exploración por imágenes tales como la tomografía computarizada (TC) o la tomografía por resonancia magnética (TRM). De este modo puede determinar si en los ganglios linfáticos de la garganta se encuentran tumores ramificados (metástasis). Sin embargo, a veces basta con realizar un ultrasonido de los ganglios linfáticos.

La propagación (estadificación) del carcinoma en la lengua se clasifica según el sistema TNM, siglas que en inglés representan la extensión del tumor primario (T), la presencia de ganglios linfáticos regionales (N) y la presencia de metástasis distante (M). Esta clasificación es muy importante para el médico, puesto que mediante esta información puede establecer el tratamiento y evaluar el pronóstico de la enfermedad.

Tratamiento

¿Cuáles es el tratamiento del cáncer de lengua? Para elegir el tratamiento ideal para el cáncer de lengua es necesario determinar con exactitud la extensión y la expansión del carcinoma. También es decisivo saber si existen tumores ramificados (metástasis). Los tumores en la lengua se extienden preferentemente por el conducto linfático en los ganglios linfáticos de la garganta y en los ganglios linfáticos de la mandíbula inferior.

La primera opción para tratar el cáncer en la lengua es la intervención quirúrgica. Los tumores pequeños situados en la parte anterior de la lengua (movible) suelen ser fáciles de de eliminar. Para los tumores situados en la base de la lengua, la intervención quirúrgica resulta más complicada, por lo que se aplica sobre todo en los casos en los que el tumor ya se ha extendido y ha alcanzado, por ejemplo, la laringe. Si el cáncer ya está en fase de metástasis en los ganglios linfáticos, el médico suele llevar a cabo la llamada disección de cuello. En estos casos e independientemente de la extensión del tumor, elimina todos los ganglios linfáticos de la garganta y otras estructuras como, por ejemplo, los vasos sanguíneos o los nervios. Al terminar la operación, dependiendo de la extensión del tumor y de donde esté situado, es necesaria la radioterapia. La quimioterapia o la radioquimioterapia (combinación de radiaciones y medicamentos) solo son necesarias en carcinomas en estadio muy avanzado o cuando el tumor no puede eliminarse mediante una operación. El objetivo del tratamiento ideal es conservar la funcionalidad de la lengua y del resto de estructuras que hayan podido dañarse en la zona de la cabeza y la garganta.

Evolución

Complicaciones

¿Cuál es la evolución del cáncer de lengua? En las etapas posteriores del cáncer en la lengua pueden surgir complicaciones como molestias al tragar y dificultades al hablar. Por lo tanto, este tipo de tumores pueden disminuir bastante la calidad de vida. En la actualidad existe incluso la posibilidad de realizar una reconstrucción plástica en la que el médico sustituye las estructuras corporales dañadas o eliminadas y restablece funciones como la capacidad de hablar, masticar o tragar.

Pronóstico

En el cáncer de lengua, el pronóstico y la tasa de curación dependen considerablemente de la extensión del tumor y de su expansión, así como de posibles tumores ramificados (metástasis). El cáncer de lengua es un tumor agresivo. La supervivencia media, con los tratamientos actuales, a los 5 años está alrededor del 55%. Sin embargo, la supervivencia está en evidente relación con el estadio tumoral, siendo del 70 y 60% para los estadios I y II, pero cayendo hasta el 40 y 30% para los estadios III y IV. De ahí la importancia del diagnóstico precoz.

Atención postoperatoria

La atención postoperatoria constante es muy importante una vez que termina el tratamiento del cáncer en la lengua. De este modo, se pueden reconocer y tratar a tiempo los nuevos brotes de cáncer (recidivas). Este hecho mejora claramente el pronóstico del cáncer de lengua.

Prevención

¿Cómo se realiza la prevención del cáncer de lengua? Por lo general, el cáncer de lengua no se puede prevenir. Sin embargo, evitando el consumo de tabaco y dealcohol en exceso, disminuye el riesgo de desarrollar cáncer en la lengua. Además, es importante realizar revisiones odontológicas periódicas de las prótesis dentales y de los implantes.