Cáncer de cuello de útero (cáncer de cérvix): Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda (23 de Marzo de 2017)

En el cáncer de cuello uterino es fundamental contar con un diagnóstico precoz. No hay síntomas tempranos, por lo que a partir de los 20 años es absolutamente aconsejable someterse cada año a una exploración ginecológica para la detección precoz del cáncer cervical. Gracias a estas pruebas ginecológicas preventivas es posible detectar a tiempo y tratar con eficacia entre el 80 y el 90% de los casos.

En estos reconocimientos el ginecólogo observa y palpa el extremo inferior del cuello uterino (portio), que penetra en la vagina a modo de cono. Además realiza frotis que se evalúan en el laboratorio (prueba de Papanicolaou).

Si tras el reconocimiento preventivo se genera la sospecha de un carcinoma cervical, el facultativo toma una muestra de tejido (biopsia) con el fin de analizar el tejido anómalo. Si el diagnóstico es incierto, se efectúa una conización. Este procedimiento consiste en la extracción a través de la vagina de una muestra de tejido en forma de cono del orificio uterino. La conización puede llevarse a cabo de manera ambulatoria bajo anestesia general de corta duración o con estancia hospitalaria. En el cáncer de cuello uterino, la conización no solo sirve para el diagnóstico, sino que con frecuencia forma parte del tratamiento al extraer el médico el tejido anómalo.

En caso de confirmarse la sospecha de carcinoma cervical, se realizan otras pruebas con el fin de evaluar la propagación del tumor:

  • Ecografía del abdomen inferior y superior, así como del interior de la vagina (mediante una sonda ecográfica introducida en la vagina)
  • Tomografía axial computarizada (TAC) o tomografía por resonancia magnética (TRM) del abdomen (valoración de la localización del tumor y de los ganglios linfáticos, y estadificación)
  • Examen radiológico de los pulmones y de la pelvis
  • Endoscopia del recto y la vejiga

El procedimiento rutinario también incluye por lo general un análisis de sangre, que permite obtener información sobre el estado físico general de la paciente.