Cáncer de colon: Causas

Autor: Redacción Onmeda (30 de Marzo de 2017)

El cáncer de colon puede deberse a muchas causas. Existen muchos factores de riesgo que predisponen a que se produzca este tipo de tumor.

Factores de riesgo hereditarios (predisposición hereditaria o genética)

Existen varios defectos de predisposición hereditaria (defectos genéticos) conocidos que provocan enfermedades especiales con un alto riesgo de cáncer de colon. Entre estos factores de riesgo hereditarios (predisposición hereditaria o genética) se encuentran las siguientes enfermedades:

  • Poliposis adenomatosa familiar (FAP, por sus siglas en inglés)
  • Síndrome de Gardner
  • Síndrome de Peutz-Jeghers
  • HNPCC (síndrome de Lynch)

 

Poliposis adenomatosa familiar (FAP, por sus siglas en inglés)

La poliposis adenomatosa familiar (FAP) se caracteriza por un gran número de tumores benignos, los denominados pólipos en el intestino grueso, a partir de los cuales puede desarrollarse un cáncer. La FAP tiene una frecuencia de 1 entre 10.000.

La FAP es una enfermedad hereditaria autosómica dominante. Esto significa que, en caso de que una persona padezca la enfermedad, tendrá un 50% de posibilidades de transmitir la enfermedad a sus hijos. Ahora bien, en un tercio de los pacientes no se ha demostrado ninguna herencia unívoca. En estos casos, el defecto de la predisposición hereditaria (defecto genético) debe ser de nueva creación. La probabilidad de desarrollar con el tiempo un cáncer de colon en el intestino de pacientes FAP no tratados es del 100%. La FAP es responsable de alrededor del 1% de todos los casos de cáncer rectal.

Síndrome de Gardner

El síndrome de Gardner se basa en un defecto genético similar a la FAP. Se trata igualmente de una enfermedad caracterizada por numerosos tumores (pólipos) en el intestino grueso que pueden degenerar y convertirse en malignos. Además, en el síndrome de Gardner aparecen otros tumores benignos en los huesos (osteomas), en el tejido adiposo (lipomas), en el tejido conjuntivo (fibromas), así como quistes de las glándulas sebáceas. La probabilidad de enfermar de cáncer de colon en caso de padecer de síndrome de Gardner es, al igual que en la poliposis adenomatosa familiar (FAP), del 100%.

Síndrome de Peutz-Jeghers

También en el síndrome de Peutz-Jeghers se forman un gran número de tumores benignos (pólipos) en el intestino y el estómago. Además, en la mucosa bucal, en los brazos y piernas aparecen manchas parduzcas. En caso de padecer esta enfermedad, el riesgo de padecer cáncer de colon es notablemente mayor que en la población normal, pero no es del 100%. El síndrome de Peutz-Jeghers es más bien raro.

HNPCC (síndrome de Lynch)

El denominado cáncer colorrectal hereditario no poliposo (HNPCC por sus siglas en inglés: hereditary non-polyposis colorectal cancer), también denominado síndrome de Lynch, es el responsable de alrededor del 5% de los casos de cáncer de colon.

En el HNPCC, la mayoría de las veces el tumor maligno aparece en el primer segmento del intestino grueso, frecuentemente en dos zonas al mismo tiempo. El riesgo de padecer cáncer fuera del intestino también es mayor en los afectados por este síndrome.

En el diagnóstico del HNPCC, los afectados suelen tener 45 años. Si uno de los progenitores enferma de este síndrome, los hijos tendrán un riesgo mucho mayor de padecer igualmente de carcinoma colorrectal hereditario no poliposo.

Enfermedades intestinales crónicas

Las enfermedades intestinales crónicas son un factor de riesgo para el cáncer de colon. Entre ellas se encuentran, por ejemplo, la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn. Ambas enfermedades son similares en cuanto a su tratamiento, síntomas y complicaciones. Normalmente se manifiestan ya en la infancia o adolescencia.

Entre las molestias de enfermedades intestinales crónicas se encuentran diarreas continuas, frecuentes deposiciones y sangre en las heces. En la enfermedad de Crohn y en la colitis ulcerosa, el riesgo de padecer cáncer de colon es mucho mayor comparado con las personas sanas. Tras 30 años de enfermedad, el porcentaje de casos en pacientes de colitis ulcerosa es del 18%.

Alimentación

Una alimentación rica en grasas y pobre en fibra puede favorecer la aparición de cáncer de colon. Además, también se responsabiliza a la ingesta abusiva y frecuente de alimentos salados, curados o ahumados de la formación de un carcinoma de colon.

Por otro lado, el sobrepeso, la falta de movimiento y el tabaco están relacionados con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon.