Cáncer de ano: Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (16 de Diciembre de 2016)

¿Cuál es el tratamiento del cáncer de ano? Un cáncer de ano requiere un tratamiento rápido y específico. Aquí se detallan las posibilidades de tratamiento que existen.

Radioterapia combinada con quimioterapia

En tratamiento más efectivo contra el cáncer de ano es la combinación de radioterapia y quimioterapia (también llamada quimiorradioterapia). Durante este tratamiento se aplica radioterapia en la zona del tumor, incluyendo los ganglios linfáticos de la pelvis y la ingle. Adicionalmente, se le administra al paciente un fármaco citostático, que es el nombre que reciben los fármacos utilizados en el tratamiento de quimioterapia contra el cáncer. Se trata de citotoxinas que atacan a un determinado tipo de células que se dividen rápidamente, sobre todo las células cancerosas. Los fármacos citostáticos son efectivos también contra la mucosa y la formación de sangre, que suelen presentarse como efectos secundarios en el tratamiento contra el cáncer.

Cuando la radioterapia se lleva a cabo en combinación con quimioterapia, se logra la recuperación en el 80% de los casos de carcinoma anal de extensión limitada.

Como efectos secundarios del tratamiento combinado de radioterapia y quimioterapia pueden darse, entre otros, diarreas pasajeras o molestias al orinar. La mayoría de los afectados padecen inflamaciones cutáneas en la zona anal, puesto que la piel sufre un desgaste debido a las fuertes radiaciones y quedan molestias recurrentes.

La quimioterapia por sí sola no resulta efectiva a largo plazo contra el cáncer de ano.

Cirugía

En el caso de los tumores superficiales, sobre todo en los bordes del ano y en la zona inferior del canal anal, es preferente la extirpación del cáncer de ano.

Si la zona afectada es más extensa, es razonable añadir un tratamiento combinado de radioterapia y quimioterapia para aumentar las posibilidades de recuperación.

Hoy en día solo se debe implantar un ano artificial en casos excepcionales; por ejemplo, cuando en el momento del diagnóstico el cáncer de ano se encuentra ya muy extendido.