Cáncer: Tratamiento

Autor: Laura Marcos Revisión médica: Dra. Isabel Pescador (1 de Febrero de 2018)

¿Cuál es el tratamiento del cáncer? Con el objetivo de proporcionar a un paciente con cáncer el tratamiento idóneo, es necesario estudiar en profundidad el tumor maligno. Tan pronto como se establece el tipo de tumor de que se trata y la velocidad a la que se ha propagado, el médico está en situación de fijar el tratamiento óptimo. Entre las opciones terapéuticas del cáncer se encuentran:

  • Cirugía: en algunos casos se puede extirpar el tumor mediante una operación quirúrgica.
  • Quimioterapia: sustancias químicas especiales (citostáticos) impiden la reproducción de las células cancerosas o provocan su muerte. Sin embargo, también atacan a las células sanas.
  • Radioterapia: consiste en irradiar de manera precisa las células tumorales con rayos X o electrones. La radioterapia se utiliza para dañar de forma selectiva las células tumorales con el fin de reducir el tumor o limitar su crecimiento.
  • Tratamiento hormonal: ciertas formas de cáncer crecen en respuesta a hormonas. Por tanto algunos tipos de cáncer de mama o cáncer de próstata, por ejemplo, pueden tratarse por medio de la administración de hormonas o antihormonas, según el caso. Las antihormonas son sustancias que neutralizan los efectos de una hormona. En ocasiones se inhiben hormonas del propio cuerpo para que el tumor no pueda extenderse. Otros tumores, por el contrario, producen hormonas en mayor cantidad y de manera descontrolada, y los fármacos antihormonales combaten las molestias derivadas de ello.
  • Inmunoterapia (inmuno-oncología): en determinadas formas de cáncer es posible emplear anticuerpos producidos específicamente que reconocen ciertas características en la superficie de las células cancerosas y se adhieren a ellas. Como consecuencia, las células cancerosas están marcadas para el sistema inmune y estimulan a sus células de defensa para que ataquen de manera selectiva las células tumorales marcadas y las destruyan. La inmunoterapia ha supuesto una revolución en los tratamientos contra el cáncer, obteniendo esperanzadores datos de supervivencia en pacientes de cáncer de piel de tipo melanoma, cáncer de pulmón o cáncer de riñón, en los que ya es la primera línea de tratamiento en determinados casos. Tal es la revolución producida por la inmunoterapia que fue nombrada como el mayor evento científico del año en 2013 por la revista Science.