Cáncer: Síntomas

Autor: Laura Marcos Revisión médica: Dra. Isabel Pescador (1 de Febrero de 2018)

¿Cuáles son los síntomas del cáncer? En el estadio temprano la mayoría de tipos de cáncer no presentan síntomas o, de darse, son de carácter muy leve. Sin embargo, existen diversas señales de aviso que pueden ser indicativos de esta enfermedad y que si perduran a lo largo del tiempo deben ser evaluadas por un especialista.

Estas señales de alarma no significan ni mucho menos que el afectado padezca cáncer, puede tratarse de molestias que aparezcan de manera concomitante a otras patologías o que no se deban a ninguna enfermedad. No obstante, si estos síntomas tienen una duración relativamente larga, por precaución resulta recomendable acudir al médico para un reconocimiento.

Entre estos síntomas se incluyen los siguientes:

En caso de duda siempre es conveniente consultar a un médico: cuanto antes se detecte un cáncer, mejores serán las perspectivas de curación.

Los síntomas de un cáncer son tan variados como los tipos de cáncer que existen. No obstante, es conveniente tener en cuenta determinadas señales de alarma para llevar a cabo una detección precoz, que es fundamental en el tratamiento del cáncer. En este sentido, la realización de pruebas de cribado frecuentes son clave en la movilización social en la lucha contra el cáncer.

Las recomendaciones, aunque no haya síntomas, es que las mujeres se realicen mamografías periódicas a partir de los 45 años, dado que la incidencia de cáncer de mama aumenta con la edad. A su vez, en la Sanidad española se ha establecido que las mujeres se realicen citologías a partir de los 25 años, con el fin de detectar lesiones tempranas de cualquier tipo. Independientemente de la edad, es necesario visitar a un ginecólogo, al menos, una vez al año.

En cuanto a los varones, también es recomendable la realización de revisiones de próstata a partir de los 45-50 años. A esta edad también es aconsejable la realización de pruebas de cribado de cáncer de colon, uno de los más frecuentes en nuestro país, por ejemplo, a través de la prueba de sangre en heces.

El cáncer de piel de tipo melanoma es uno de los cánceres más sencillos de detectar de manera precoz, debido a que comienza con una lesión en la piel con apariencia de un lunar. En su caso, cambia de forma o de color, y puede doler o picar. Para estar seguros de que no se producen cambios en la piel, se recomienda revisar los lunares y manchas periódicamente y, si se observa algún cambio, acudir a un dermatólogo.