Publicidad

Publicidad

Balanitis: Diagnóstico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (15 de Junio de 2016)

Si existe la sospecha de que exista balanitis (inflamación del glande) y/o postitis (inflamación del prepucio) el primer paso del diagnóstico será la exploración del pene y de los ganglios inguinales. En caso de que exista inflamación se puede notar un aumento de tamaño de estos últimos al tacto. El diagnóstico se basa en los síntomas característicos. Es imprescindible que el glande y/o el prepucio estén inflamados. Además, se pueden presentar las siguientes situaciones:

  • La piel está enrojecida e inflamada
  • Hay escozor o picor en la zona inflamada
  • Se presentan vesículas (ampollas de pequeño tamaño):
  • A veces se presenta una secreción acuosa o purulenta

Con el fin de determinar el diagnóstico de la balanitis y la postitis hay que determinar las causas de la inflamación, y por lo tanto se necesitan muestras del glande o del prepucio. Con un hisopo de algodón, el médico recoge el agente patógeno de la zona inflamada y realiza un cultivo en el medio adecuado para que prolifere. Una vez que se determina el agente patógeno el médico puede iniciar un tratamiento específico para la inflamación del glande o inflamación del prepucio.