Artrosis (desgaste del cartílago articular): Tratamiento quirúrgico

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (16 de Diciembre de 2016)

Artroscopia

La artroscopia se lleva a cabo para valorar y tratar la articulación con artrosis (limpieza de la articulación). En esta es posible extirpar el hueso dañado y las partículas de cartílago que se destruyen mediante abrasión.

Osteotomía

La osteotomia periarticular para equilibrar las cargas (por ejemplo, en las llamadas rodillas en X o genu valgo). Las osteotomías son eficaces sobre todo en la rodilla y en la cadera.

Prótesis

En la artrosis avanzada el tratamiento definitivo suele ser el implante de una prótesis (endoprótesis total). Se usa con más frecuencia en la cadera y en segundo lugar en la rodilla. Sin embargo, se pueden implantar prótesis en la mayoría de las articulaciones.

Las prótesis duran, dependiendo del material, un promedio de 15 a 20 años. Tras ese tiempo es posible sustituir la antigua prótesis por una nueva. Normalmente, la segunda prótesis no dura tanto como la primera (y una nueva sustitución puede ser difícil o imposible). Por eso, normalmente se retrasa la cirugía lo máximo posible, sobre todo en casos de gente joven. Los médicos tratan de aliviar los síntomas de la artrosis con medidas no quirúrgicas, en primer lugar.

Artrodesis

Si la artrosis está muy avanzada y la articulación afectada ya no se puede tratar, se realizará una artrodesis. En la operación se fija el hueso con tornillos y placas de metal, de manera que la articulación no podrá realizar más movimiento. La finalidad de la artrodesis es que cese el dolor al realizar esfuerzo. Los pacientes, sin embargo, deben tener en cuenta que tras la cirugía su articulación tendrá un movimiento limitado.