Enfermedad inflamatoria pélvica (anexitis)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/Stockbyte

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) o anexitis es la inflamación de los ovarios y las trompas de Falopio, los anexos del útero. En algunos países se describe la anexitis como el "camaleón" de las enfermedades ginecológicas, porque los síntomas pueden variar mucho de una mujer a otra.

La inflamación de los ovarios y las trompas de Falopio suele aparecer en ambos lados y normalmente se produce tras una inflamación de la vagina, cuyos patógenos, por lo general bacterias, suben a los ovarios y a las trompas de Falopio a través de la vagina y el útero. La anexitis se manifiesta de forma aguda o crónica. Al contrario que la anexitis aguda, que empieza repentinamente con fuerte dolor en el bajo vientre, fiebre y una acusada sensación de malestar, en la anexitis crónica aparecen menos molestias evidentes, como una sensación de presión y de pesadez en el bajo vientre.

Si la inflamación aguda de los ovarios y las trompas de Falopio se trata rápidamente, pueden evitarse tanto las complicaciones agudas como la transición a un estadio crónico. En el tratamiento de la anexitis los antibióticos son especialmente relevantes. También es importante aplicar un buen tratamiento del dolor y medidas de apoyo, así como un aporte de líquido suficiente. Si la inflamación de los ovarios y las trompas de Falopio provoca complicaciones, puede ser necesario que la mujer afectada deba operarse. Así pues, es necesaria una operación si se ha acumulado pus en la cavidad abdominal o en abscesos encapsulados. Mediante intervenciones quirúrgicas los médicos encargados del tratamiento deben extraer y canalizar el pus.

Si la inflamación de los ovarios y las trompas de Falopio no se trata, la enfermedad puede durar mucho tiempo, incluso pasando inadvertida, y suele limitar la vida personal y profesional. Adicionalmente, si la enfermedad no se trata, pueden aparecer, con el tiempo, adherencias uterinas o embarazos extratubáricos (embarazos extrauterinos).