Aneurisma

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Isabel Pescador (19 de Marzo de 2012)

© Jupiterimages/Ingram Publishing

Un aneurisma es una dilatación de una arteria en forma de huso o de saco. Se produce como consecuencia de una convexidad o ensanchamiento de la pared vascular. Un aneurisma aparece especialmente en personas ancianas. Los factores de riesgo importantes son la hipertensión y la arteriosclerosis.

Los aneurismas son más frecuentes en la aorta abdominal. También en vasos sanguíneos cercanos al corazón o en el cerebro puede darse un aneurisma. Si se rompe, pueden darse complicaciones peligrosas para la salud como hemorragias internas graves. Cuanto más grande es un aneurisma, mayor será el riesgo de que se rasgue porque la presión en la pared vascular también aumenta con la ampliación del diámetro. El riesgo de consecuencias fatales es alto cuando un aneurisma se rompe en el cerebro o en vasos cercanos al corazón.

En total pueden distinguirse tres formas diferentes de aneurismas:

  • Aneurisma verdadero: afecta a toda la pared arterial.
  • Aneurisma disecante: la dilatación se da porque la sangre fluye entre las diferentes capas de la pared vascular, dividiéndolas. El aneurisma disecante se da principalmente en la aorta, por ello, los médicos también lo denominan disección aórtica.
  • Falso aneurisma o pseudoaneurisma: la dilatación se da tras una lesión de la pared vascular y formación de un hematoma extravascular que se encapsula.

La forma más frecuente del aneurisma es la dilatación aórtica, el aneurisma aórtico. Alrededor del 1 al 2% de la población mundial padecen aneurisma aórtico, a menudo sin saberlo.

Hay diferentes posibilidades de tratar el aneurisma: si el aneurisma aórtico tiene un diámetro pequeño o el riesgo de la operación es demasiado alto, el médico puede tratar el aneurisma de forma conservadora (es decir, sin operación). En caso de un diámetro grande, y si existe peligro de que aumente o se rompa, es necesario tratar el aneurisma quirúrgicamente. Para ello, el cirujano sustituye el segmento vascular dilatado por un injerto sintético.