Caída de cabello (alopecia): Definición

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (8 de Enero de 2016)

La pérdida de cabello (alopecia) es la caída de más de 100 cabellos al día. Esta pérdida excesiva de cabello en lenguaje técnico se llama effluvium capillorum. Si aparece una pérdida de cabello tan importante como para que el espesor del pelo se reduzca visiblemente se habla de alopecia.

La dermatología es la especialidad médica que se ocupa fundamentalmente de las causas y el tratamiento de la caída capilar. El pelo esta en íntima relación con la piel, y por ello se considera perteneciente a este ámbito.

El límite entre la caída de pelo natural y la patológica es impreciso. Una cierta cantidad de pérdida capilar es totalmente normal, ya que cada pelo se renueva constantemente. Durante la regeneración, el “lugar de producción” de un cabello, el folículo capilar y su raíz, atraviesa un ciclo de tres fases:

  • Fase de crecimiento (fase anágena)
  • Fase de reposo (fase catágena)
  • Fase de caída (fase telógena)

En la fase anágena el pelo es nutrido desde la raíz y crece. En las personas sanas esta parte del ciclo dura varios años. Durante la fase de crecimiento las células son especialmente vulnerables a factores externos. Si aparecen en esta fase, esta suele finalizar antes de tiempo.

Durante la fase catágena, que tan sólo dura unas dos semanas, se interrumpe la nutrición del pelo y las células ya no se dividen. A continuación el pelo entra en una fase de descanso (caída), la fase telógena, que dura aproximadamente de dos a cuatro meses. Hacia su final, el pelo se cae y comienza un nuevo ciclo. Si el ciclo vital del folículo piloso está alterado, puede llevar a la alopecia.