Alergia al níquel: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (6 de Junio de 2011)

La alergia al níquel tiene causas hereditarias: las personas con predisposición son particularmente sensibles y pueden desarrollar hipersensibilidad al níquel más que las demás. El desencadenante de la reacción alérgica es el contacto con un objeto que contenga níquel, o ciertos alimentos que contienen níquel. Entre otros, los siguientes objetos y sustancias contienen níquel y pueden desencadenar una alergia:

  • Joyas (por ejemplo, pendientes)
  • Relojes
  • Cinturones (que contienen níquel en los remaches o hebillas)
  • Gafas y prótesis dentales
  • Botones (por ejemplo, botones de metal en vaqueros)
  • Cubiertos
  • Cremalleras
  • Monedas
  • Artículos para el pelo y detergentes

Ejemplos de alimentos que pueden desencadenar una alergia al níquel debido a su alto contenido en níquel son los siguientes:

  • Fresas
  • Legumbres
  • Cacao
  • Frutos secos
  • Comida enlatada

El sistema inmunitario reconoce la sustancia alergénica (el alérgeno: en este caso, el níquel) y reacciona de forma que finalmente provoca una dermatitis de contacto. Como con cualquier alergia por contacto (dermatitis de contacto), los responsables de la reacción alérgica al níquel son un tipo de glóbulos blancos (linfocitos T) del sistema inmunitario. Mientras para algunas personas es suficiente que haya concentraciones incluso bajas de níquel para provocar la alergia al níquel, otros muestran una mayor tolerancia.