Afasia: Evolución

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (17 de Mayo de 2016)

El desarrollo de una afasia (pérdida del habla) depende principalmente del tipo y gravedad de lesión del cerebro y de la edad del afectado. En muchos casos, la afasia mejora de manera paulatina, sobre todo en los primeros seis meses después de la lesión cerebral a causa de la mejoría del riego sanguíneo.

También hay casos de afasias de carácter crónico según la naturaleza de la lesión. Comenzar el tratamiento precozmente repercute en general de manera positiva en la recuperación de la afasia.

Hay estudios que establecen la afasia como factor predictivo de la complicación más común tras un ictus: la depresión post-ictus. En este caso es fundamental que tras el ictus el paciente disminuya su aislamiento y restablezca su capacidad de comunicación con su entorno.