Adicción a la nicotina (dependencia de la nicotina)

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (30 de Mayo de 2016)

© iStock

La nicotina es una sustancia adictiva muy nociva para la salud. Las personas con tabaquismo o adictas a la nicotina (dependientes de la nicotina) sienten la necesidad compulsiva de consumirla. Esta adicción se produce sobre toda a través del tabaco de los cigarrillos (por eso, la adicción a la nicotina también se denomina adicción al tabaco).

La adicción a la nicotina es un fenómeno mundial: según la Asociación Española Contra el Cáncer, el 29% de los españoles fuma y entre el 60 y el 70% de ellos tiene adicción a la nicotina La adicción a la nicotina es perjudicial para la salud aunque sus causas no residen únicamente en la nicotina sino en las otras sustancias tóxicas que contiene el humo de los cigarrillos. Algunos de los efectos negativos del tabaquismo son los siguientes:

Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), En España, mueren cada año cerca de 55.000 personas de cáncer, enfermedades cardiovasculares y enfermedades pulmonares asociadas al consumo del tabaco. Precisamente, el tabaquismo se considera la principal causa evitable de cáncer, y existen muchos métodos que ayudan al fumador a combatir de forma eficaz su adicción a la nicotina. A pesar de ello, el hábito de fumar continúa siendo muy extendido y su industria, muy consolidada.

Las consecuencias de la adicción a la nicotina y del consumo de tabaco sobre la salud han motivado la regulación para la publicitación, venta y consumo de cigarrillos:

  • En los últimos años, ha aumentado drásticamente el precio del tabaco y los cigarrillos.
  • En 2006 también se elevó la edad mínima de compra y consumo de productos de tabaco a los 18 años.
  • En enero del 2011 entró en vigor la nueva ley de protección para no fumadores, por la que se prohibía fumar en todas las instalaciones oficiales así como en los transportes públicos, y además se extendió a cualquier tipo de espacio de uso colectivo, local abierto al público, que no esté al aire libre, con algunas excepciones, además de prohibirlo también en algunos lugares abiertos. La prohibición de fumar se aplicó en todas las provincias de España. Esta Ley fue una extensión de la Ley antitabaco del año 2006.
  • La última modificación de esta ley, de 2014, prohíbe expresamente la promoción y publicidad de productos del tabaco tanto en cualquier medio de comunicación como en los propios locales de venta.