Acné: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Fernanda Pedrero (26 de Junio de 2011)

Las causas del acné dependen a la vez de factores intrínsecos y extrínsecos. A menudo, lo que desencadena el acné es un cambio hormonal. Los andrógenos (hormona sexual masculina) activan la producción de granos y de otras impurezas de la piel, mientras que los estrógenos (hormona sexual femenina) ayudan a que se mejore la enfermedad cutánea. Los periodos en los que más se produce una alteración hormonal son esencialmente la pubertad, el embarazo o el momento de la menstruación.

Los andrógenos, que desempeñan una influencia importante en la glándula sebácea de la piel, son los responsables de crear el acné. Las glándulas sebáceas producen una secreción de grasa, el sebo, el cual mantiene el pelo y la piel suaves. Los andrógenos provocan la secreción de grasa. La exagerada secreción hace que las glándulas se obstruyan. En cuanto las bacterias llegan a asentarse, las glándulas obstruidas suele infectarse. Ésta es la causa del típico grano de acné.

Asimismo, puede haber una predisposición genética entre las causas de la formación de acné. Los posibles factores desencadenantes son:

  • Productos cosméticos (acne cosmetica).
  • Medicamentos, en concreto, determinados productos dentro de su contenido, por ejemplo, cortisona (acne medicamentosa).
  • Consumo de nicotina (fumar está a menudo relacionado con el acne inversa)
  • Tensiones psíquicas y estrés.

En la actualidad, los factores alimenticios ya se consideran también como causas extrínsecas del acné (acne alimentaris). Una alimentación alta en glucemia (incluida en el chocolate, la miel, la mermelada, entre otros), provoca un aumento insulínico, el cual, a su vez, empeora el estado de la piel. Ocurre lo mismo con el consumo elevado de leche (de vaca) y de productos lácteos.

Por lo contrario, aún no se ha demostrado que la falta de higiene o la contaminación medioambiental puedan ser igualmente causas del acné.