Publicidad

Publicidad

Candidiasis: Tratamiento

Autor: Redacción Onmeda (19 de Abril de 2017)

Tanto el afta (en el caso de que la piel o las mucosas estén infectadas por el hongo Cándida), como la candidiasis sistémica (que afecta a todo el organismo) pueden curarse con un tratamiento con antimicóticos (antifúngicos). Todas las candidiasis son causadas por hongos cándidas. Contra este tipo de hongo, son efectivos la niastina, la natamicina, amfotericina B, el ketoconazol, el fluconazol y la flucitosina. La forma de la aplicación del medicamento dependerá del tipo de infestación.

Candidiasis mucocutánea

El afta es una candidiasis localizada únicamente en la piel o las mucosas (mucocutánea). Por consiguiente, por lo general, solo tiene lugar un tratamiento limitado: Si su piel está afectada por micosis, las pomadas y ungüentos son de gran ayuda; si son las mucosas las afectadas, se utilizarán enjuagues bucales. Para tratar una candidiasis vaginal, se utilizan supositorios vaginales. Se recomiendan, por ejemplo, los antifúngicos niastina o anfotericina B. Puesto que ambos medios no acceden al riego sanguíneo sino directamente al tracto digestivo tras su ingesta por la boca, en forma de zumo o comprimidos, también se utilizan para tratar un afta intestinal. Si no tolera la niastina, su médico puede administrarle clotrimazol o miconazol como alternativa.

Candidiasis sistémica

A diferencia de un afta, una candidiasis sistémica exige un tratamiento sistémico (es decir, que actúe en todo el organismo), porque puesto que la cándida ya se ha expandido por el cuerpo, la micosis no puede tratarse de forma localizada. Para un tratamiento sistémico efectivo, es necesario que el antifúngico administrado llegue a todos los tejidos del cuerpo. Para ello, recibirá un medicamento contra la infección, ya sea en forma de comprimido o intravenoso directamente en el sistema circulatorio. Para el tratamiento sistémico, se utilizan preferentemente amfotericina B, flucitosina, ketokonazol, o también fluconazol. En caso de intolerancias, también es posible hacer uso del clotrimazol o miconazol.