Publicidad

Publicidad

Semana 9 de embarazo

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (20 de Julio de 2016)

© iStock

Con la semana 9 del embarazo empieza el tercer mes de gestación. Los órganos del embrión estarán completamente desarrollados al final de la semana 9. El embrión medirá, en ese momento, aproximadamente, unos dos centímetros de longitud.

El embrión se mueve ahora casi sin parar, aunque estos movimientos todavía no son perceptibles y la madre no los nota. Habrá que esperar, aproximadamente, a la semana 16 de embarazo para empezar a sentir las esperadas pataditas del bebé.

En la ecografía de la semana 9 de embarazo, se puede reconocer si la embarazada espera gemelos. Muchas futuras madres notan en este periodo una hipersensibilidad creciente en el olfato y desarrollan un deseo inusual por alimentos o combinaciones de alimentos poco comunes. Es lo que se conoce como los antojos del embarazo.

La primera exploración en la que se incluye una ecografía suele pautarse entre el principio de la semana 9 y el final de la semana 12 de embarazo. Lo normal es que durante elembarazo una mujer con un embarazo sin riesgo se someta a tres ecografías para evaluar el desarrollo del bebé.

Durante esta exploración se pesa a la madre, se le toma la presión sanguínea y se analiza la orina en busca de albúmina, azúcar y gérmenes. Además, se mide la cantidad de hemoglobina que, indirectamente, indica la cantidad de hierro, y se determina la situación del útero mediante la medición de la distancia desde el margen superior del útero (constatable al palpar por encima de la pared abdominal) al ombligo. La exploración comprende, además, un asesoramiento completo sobre ese momento del embarazo.

En el transcurso de la ecografía, el médico medirá la longitud céfalo-caudal (entre la coronilla y la rabadilla) del bebé y ajustará, dado el caso, las semanas de embarazo. Observará y anotará la situación, los movimientos y la actividad cardiaca (mediante una cardiotocografía, CTG) del niño y determinará si se trata de un embarazo de un solo feto o embarazo múltiple. Además, comprobará el desarrollo del cerebro, de los órganos y de las extremidades. Se podrá escuchar el latido fetal.

En la novena semana de gestación el embrión tiene unas siete semanas de vida. La diferencia entre semanas de vida y semanas de embarazo está en que las dos primeras semanas de embarazo solo sirven para el cálculo. En total un embarazo dura 40 semanas o 9 meses. El cálculo comienza unas dos semanas antes de la fecundación, es decir, con el primer día del último periodo. Este cálculo da buenos resultados, ya que no en todas las mujeres el momento de la ovulación se puede determinar de forma inequívoca.

La madre

A partir de la semana 9 de embarazo, la fatiga y el cansancio pueden disminuir lentamente. Sin embargo, en este periodo las embarazadas están bastante sensibles a los olores, hasta llegar a las náuseas, y se acentúa el sentido del gusto. Muchas embarazadas tienen antojo de platos que antes no les gustaban y de combinaciones inusuales de alimentos. Sin embargo, sus platos favoritos hasta ese momento pueden provocar una indisposición repentina. Así, las futuras madres desarrollan, a menudo, rechazo por el café o el pan, por ejemplo.

Mientras que las molestias padecidas hasta ahora durante el embarazo desaparecen lentamente a partir de la semana 9, desde ese momento puede surgir una caída del cabello asociada al embarazo. Esta es normal y suele durar solo unas pocas semanas. A menudo, aparecen también estreñimiento y gases, que pueden mitigarse con una alimentación sana y abundantes líquidos.

Cualquier molestia o dolor durante el embarazo se debería consultar con el médico. Siempre es mejor ir al especialista que no hacerlo, aunque la mayoría de las molestias no conlleven riesgos. Las embarazadas deberían también evitar tomar medicamentos o preparados por decisión propia, aunque se trate de productos naturales. Algunas infusiones de hierbas, por ejemplo, pueden provocar dolores. Existen medicamentos que también se pueden tomar durante el embarazo, sin embargo, cualquier tratamiento se debe consultar con el médico o la matrona .

El feto

Al final de la semana 9 de embarazo comienza la denominada fase fetal, el niño pasa de denominarse embrión a denominarse feto. Los órganos internos se desarrollan completamente en la semana 9 y la cola desaparece. Los órganos y las células nerviosas comienzan a trabajar.

El feto mide en la semana 9 de embarazo unos dos centímetros. Ahora se puede reconocer la disposición de las orejas. En la ecografía se ve, por primera vez, que los brazos y las piernas se mueven. Entre las manos y los brazos se distingue la muñeca, y en los pies desaparecen las membranas, de manera que los dedos se hacen visibles.

Mientras que el cerebro del niño está completamente desprotegido hasta la semana 9 de embarazo, a partir de ahora se cubre con los huesos del cráneo. Como el cerebro todavía ha de crecer, y para ello necesita espacio suficiente, los huesos del cráneo no se unen completamente.

De las neuronas ya existentes crecen pequeños apéndices llamados axones. Estos intentan contactar con las células nerviosas y musculares vecinas. Además, paulatinamente se configuran las diferentes partes del cerebro y se preparan para cumplir las tareas a las que se les ha destinado. Algunas partes son las responsables de percibir sensaciones como dolores, otras controlan el oído y la vista, y otras cuidan del desarrollo del movimiento sin problemas.

En la semana 9 de embarazo se diferencian, además, las células de la musculatura del corazón y el hígado comienza a formar células sanguíneas.

Los nervios del feto son, especialmente en esta fase del desarrollo del cerebro, sumamente sensibles a sustancias dañinas como el alcohol. Como el cerebro es muy importante para el continuo desarrollo del organismo fetal, el alcohol puede conllevar daños irreparables. Así, por ejemplo, puede limitar la capacidad de movimiento de brazos y piernas.

Tanto el tamaño como el peso del bebé evolucionan de forma individual según avanza el embarazo. No te preocupes si los datos medios orientativos difieren de los de tu bebé.