Semana 37 de embarazo

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (2 de Septiembre de 2016)

© Jupiterimages/Digital Vision

Con la semana 37 comienza el décimo y último mes de gestación. El bebé mide ahora unos 48 centímetros y pesa aproximadamente 2.950 gramos.

Si el bebé naciera ahora ya no es un prematuro y, por lo tanto, tampoco necesitaría ningún tipo de ayuda respiratoria.

La futura madre sufre un picor (purito) frecuente que se origina en la piel muy tensa del vientre. Para muchas embarazadas, en este mes comienza la espera de los primeros signos del parto

En la semana 37 de embarazo el bebé tiene alrededor de 35 semanas (la diferencia entre la edad y la semana de embarazo se debe a que las dos primeras semanas de embarazo solo sirven para optimizar el cálculo). En total el embarazo dura 40 semanas o 9 meses. El cálculo empieza unas dos semanas antes de la fecundación, esto es, desde el primer día de la última menstruación. Dicho cálculo ha demostrado ser más eficaz, porque no es posible determinar de forma clara y retroactiva la fecha de ovulación de cada mujer. 

La madre

En el último mes de embarazo la espera suele ser larga. 

En la semana 37 el vientre de la mayoría de embarazadas se ha convertido en una molestia y el fuerte estiramiento de la piel causa picor a menudo. Para combatir el picor puede ser de ayuda aplicarse cremas hidratantes suaves o lociones corporales en el vientre. Muchas embarazadas ansían que llegue el parto. A menudo están absortas en sí mismas y no dejan de desear que se produzca cuanto antes. 

El bebé

En la semana 37 de embarazo el bebé mide unos 48 centímetros desde la cabeza a los pies y pesa aproximadamente 2.950 gramos. Debido a la, cada vez, mayor estrechez del espacio, este se masajea con las contracciones del útero (contracciones de preparto y contracciones de colocación).

Si el bebé naciera ahora ya no se le denominaría prematuro. El pulmón ha madurado lo suficiente, de modo que los niños que nacen en la semana 37 de embarazo ya no necesitan ayuda respiratoria.

Tanto el tamaño como el peso del bebé se desarrollan de forma individual según vaya avanzando la gestación. No te preocupes si los datos medios orientativos difieren de los de tu bebé.