Semana 17 de embarazo

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (27 de Julio de 2016)

© Jupiterimages/iStockphoto

Con la semana 17 de embarazo comienza el quinto mes de gestación. La longitud del feto es de unos 10 centímetros desde la cabeza a las nalgas y pesa, aproximadamente, 100 gramos.

El quinto mes de embarazo trae consigo cambios sustanciales para los futuros padres. La madre va notando cada vez más al bebé y, en pocas semanas, será el padre quien pueda sentir los movimientos del feto. El vientre de la madre es prominente y la ecografía permite observar cómo el bebé se chupa el dedo o juega con el cordón umbilical.

En la semana 17 de embarazo, el feto tiene 15 semanas de vida. La diferencia entre la edad de vida del feto y la semana de embarazo es porque as dos primeras semanas de gestación solo sirven como cálculo. En total, un embarazo dura 40 semanas o 9 meses. El cálculo del embarazo se inicia unas dos semanas antes de la fecundación, es decir, con el primer día de la última menstruación. Esto es así porque no siempre se puede determinar el momento de la ovulación de forma exacta en todas las mujeres, y por ello se continúa realizando el cálculo de esta manera. 

La madre

En la semana 17 de embarazo, el útero de la madre se va haciendo cada vez más pesado. En la semana 17 de embarazo, puede que la madre note dolor procedente de los ligamentos redondos de los que se encuentra suspendido el útero por la tracción, elongación (estiramiento) y espasmos de los mismos asociada al rápido crecimiento de este órgano. Estos dolores suelen extenderse desde las inglés hasta la espalda y pueden permanecer hasta el momento del parto.

Desde la semana 17 de embarazo se desarrolla para muchas gestantes la fase más agradable del embarazo. La mayoría de las molestias del embarazo han desaparecido, el cuerpo se ha acostumbrado al cambio hormonal y la gestación no ofrece mayores problemas. En este tiempo, muchas mujeres sienten mayor apetito sexual, dado que los órganos sexuales presentan un aumento del riego sanguíneo.

Alrededor de la semana 17 de embarazo, es conveniente realizarle a la gestante un análisis de sangre para controlar sus niveles de hierro. El volumen sanguíneo aumentado y la mayor necesidad de hierro pueden dar lugar a casos de falta de hierro, que puede compensarse con preparados a base de hierro en caso necesario. 

El feto

En la semana 17 de embarazo el feto mide 10,6 centímetros de longitud y su peso es de, aproximadamente, 100 gramos. A partir de la semana 17, la cabeza crece más despacio que el resto del cuerpo, con lo que las proporciones del bebé se van equilibrando. Las piernas, hasta ahora más cortas en comparación con el resto del cuerpo, empiezan a crecer rápidamente y pronto serán más largas que los brazos.

Durante esta semana de embarazo, el feto comienza a realizar ejercicios respiratorios, inspirando y espirando el líquido amniótico. A partir de ahora, va acumulando más grasa, que se distribuye por todo su cuerpo. Es el tejido adiposo, importante para mantener el calor corporal y regular el metabolismo del organismo

El sentido del tacto se ha desarrollado, de manera que el bebé puede tocar el cordón umbilical, agarrarlo y jugar con él. Además, suele introducirse el pulgar en la boca y chupárselo cada vez más a menudo, primero como juego, y, tras el nacimiento, como ejercicio de supervivencia importante para entrenar su capacidad y reflejos para agarrar y succionar.

Desde la pared abdominal, el bebé siente las caricias y puede calmársele. Los movimientos de la madre columpian al feto dentro del líquido amniótico y entrenan su sentido del equilibrio.

Tanto el tamaño como el peso del bebé se desarrollan de forma individual según vaya avanzando la gestación. No te preocupes si los datos medios orientativos difieren de los de tu bebé.