Publicidad

Publicidad

Semana 12 de embarazo

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (20 de Julio de 2016)

© iStock

Con la semana 12 del embarazo finaliza el 3 mes y el primer trimestre del embarazo y, con ellos, la fase crítica: el riesgo de un aborto disminuye considerablemente. El embrión mide unos 5 centímetros de largo desde la coronilla hasta la rabadilla (longitud créfalo-caudal).

La primera exploración con ecografía incluida está prevista entre el principio de la semana 9 y el final de la semana 12 de embarazo. En ella, el ginecólogo pesa a la madre, le toma la presión sanguínea y analiza la orina en busca de albúmina, de glucosa y de gérmenes. Además, se mide la cantidad de hemoglobina que, indirectamente, indica la cantidad de hierro, y se determina la situación del útero mediante la medición de la distancia desde el margen superior del útero (constatable al palpar por encima de la pared abdominal) al ombligo. La exploración comprende, además, un asesoramiento completo sobre ese momento del embarazo

En el transcurso de la ecografía, el médico medirá la longitud céfalo-caudal (entre la coronilla y la rabadilla) del bebé y ajustará, dado el caso, las semanas de embarazo. Observará y anotará la situación, los movimientos y la actividad cardiaca (mediante una cardiotocografía, CTG) del niño y determinará si se trata de un embarazo de un solo feto o de un embarazo múltiple. Además, comprobará el desarrollo del cerebro, los órganos y las extremidades.

En las semanas 11 a 13 se puede realizar, si fuese necesario, (por ejemplo, en caso de un embarazo de riesgo o por consejo médico, etc.) la llamada biopsia de vellosidades coriónicas, con la que se pueden comprobar defectos genéticos como trisomías y diferentes enfermedades metabólicas. En caso de que el diagnóstico no sea claro, a la muestra de vellosidades coriónicas se puede sumar un análisis del líquido amniótico (la amniocentesis).

El líquido amniótico bajo la lupa

Entre las semanas 11 y 14 se puede realizar también la translucencia nucal o medición del pliegue nucal. Esta prueba sirve para ayudar a reconocer determinadas enfermedades genéticas como el síndrome de Down, así como deficiencias cardíacas y óseas.

En la semana 12 de embarazo el feto tiene unas diez semanas de vida. La diferencia entre semanas de vida y semanas de embarazo está en que las dos primeras semanas de embarazo solo sirven para optimizar el cálculo. En total, un embarazo dura 40 semanas o 9 meses. El cálculo comienza unas dos semanas antes de la fecundación, es decir, con el primer día de la última menstruación. El momento de la ovulación no es fácil de determinar en todas las mujeres de modo retroactivo, por ello se prefiere mantener esta forma de contabilizar la duración del embarazo

La madre

En el transcurso de la semana 12 de embarazo, los problemas del embarazo como el cansancio excesivo y las náuseas disminuyen. El primer trimestre del embarazo toca a su fin y el organismo de la futura madre ha regulado ya los cambios hormonales.

El útero tiene ahora, más o menos, el tamaño de un puño y se puede palpar a través del vientre en las mujeres delgadas.

Como la tiroides del bebé comienza a funcionar en la semana 12 de embarazo y la tiroides de la mujer trabaja más durante todo el embarazo, la embarazada necesita tomar ahora más yodo en su alimentación (el médico prescribirá un suplemento adecuado), para no sufrir un déficit de yodo en el embarazo. La necesidad diaria de yodo de una gestante asciende a unos 250 microgramos.

¿Cómo se distinguen el hipertiroidismo y el hipotiroidismo?

Debido a la actividad de la tiroides, la futura madre puede, en ocasiones, sentirse irritada, desganada y deprimida. La embarazada debería permitirse descansos más a menudo y respirar profundamente con más frecuencia. 

El feto

En la semana 12 del embarazo, el feto mide alrededor de cinco centímetros y pesa unos 16 gramos. Al igual que antes, su cabeza es gigante en comparación con el cuerpo y puede tener un diámetro de 20 milímetros. En la ecografía ya se puede reconocer bien la frente alta y la pequeña nariz. Los surcos de los conductos auditivos están formados. En la mandíbula inferior se desarrollan los brotes dentarios, estadio primitivo de los dientes. Poco a poco, las uñas se hacen visibles en los dedos de manos y pies. Las costillas y la columna vertebral comienzan a osificarse.

Los ojos se trasladan lentamente de las sienes a la parte delantera de la cabeza, sin embargo, todavía están muy separados. Sobre los ojos empiezan a percibirse los párpados, y la retina se destaca por ser oscura bajo la piel traslúcida. El bebé puede mover un poco sus labios y la cabeza y girar todo su pequeño cuerpo.

Los nervios están tan desarrollados que el feto puede moverse, aunque todavía de forma descoordinada. Por ejemplo, aprieta los puños o gira las articulaciones de manos y pies. Pronto estos movimientos serán perceptibles para la madre.

En la semana 12, la tiroides comienza a funcionar y producir hormonas. En los fetos femeninos, los órganos sexuales externos se hacen evidentes. En la semana 12 del embarazo, el feto comienza además a tragar líquido amniótico y puede tener hipo por primera vez y bostezar, ambos ejercicios respiratorios necesarios para el feto.

El saco vitelino del que el feto se alimentó en las primeras semanas desaparece por completo en la semana 12. La placenta está ahora completamente formada y puede proporcionar al feto oxígeno y alimento.

Tanto el tamaño como el peso del bebé se desarrollan de forma individual según vaya avanzando la gestación. No te preocupes si los datos medios orientativos difieren de los de tu bebé.