Publicidad

Publicidad

Semana 10 de embarazo

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (22 de Julio de 2016)

© iStock

En la semana 10 del embarazo, los órganos del feto están completamente desarrollados, a pesar de que le quedan 30 semanas de gestación, y comienzan a realizar sus funciones propias. En este momento, el feto mide, aproximadamente, 2,5 centímetros.

En la semana 10 de embarazo muchas futuras madres notan cambios en la piel y en el pelo. El pelo está más fuerte y brillante. Puede ser útil cambiar los productos de belleza utilizados hasta el momento y dejarse asesorar por el peluquero o la esteticista.

La primera exploración ginecológica con ecografía incluida está prevista entre el principio de la semana 9 y el final de la semana 12

Durante esta revisión, el ginecólogo pesa a la madre, le mide la presión sanguínea y analiza la orina en busca de albúmina, azúcar y gérmenes. Además, se mide la cantidad de hemoglobina que, indirectamente, indica la cantidad de hierro, y se determina la situación del útero mediante la medición de la distancia desde el margen superior del útero (constatable al palpar por encima de la pared abdominal) al ombligo. La exploración comprende, además, un asesoramiento completo sobre el momento del embarazo.

En el transcurso de la ecografía, el médico medirá la longitud céfalo-caudal (de la coronilla a la rabadilla) del bebé y ajustará, dado el caso, las semanas de embarazo. Observará y anotará la situación, los movimientos y la actividad cardiaca (mediante una cardiotocografía, CTG) del niño y determinará si se trata de un embarazo de un solo feto o embarazo múltiple. Además, comprobará el desarrollo de cerebro, órganos y extremidades.

En la semana 10 de embarazo el feto tiene unas 8 semanas de vida. La diferencia entre semanas de vida y semanas de embarazo está en que las dos primeras semanas de embarazo solo sirven para el cálculo. En total, un embarazo dura 40 semanas o 9 meses. El cálculo comienza unas dos semanas antes de la fecundación, es decir, con el primer día del último periodo. Este cálculo da buenos resultados, ya que no en todas las mujeres el momento de la ovulación se puede determinar de forma inequívoca.

La madre

En la semana 10 de embarazo, el pelo de muchas futuras madres está más fuerte y brillante y, debido al mayor riego sanguíneo, la piel más sonrosada y tersa. Algunas embarazadas, sin embargo, tienen que luchar contra impurezas en la piel. El asesoramiento de un peluquero y también de una esteticista puede ser de gran ayuda, así como adaptar los productos utilizados para la piel y el pelo al embarazo.

En esta semana de embarazo aún no existe una distensión del vientre evidente. La gestante no nota la “barriguita” característica. Muchas embarazadas se sienten hinchadas y luchan contra el estreñimiento. Estas molestias disminuirán, sin embargo, cuando las hormonas se estabilicen, casi siempre a partir de la semana 12 de embarazo.

Practicar deporte durante el embarazo es muy beneficioso para la madre y el niño. En el momento en el que desaparecen las primeras molestias del embarazo es muy positivo, tanto para el resto de la gestación como para el nacimiento, que la futura madre se mueva mucho y esté en forma. 

El feto

En la semana 10 de embarazo comienza la denominada fase fetal. El niño pasa de denominarse embrión a denominarse feto. Los órganos internos ya están completamente desarrollados y la pequeña cola ha desaparecido. En la semana 10 de embarazo, el niño utiliza ya sus propios músculos intensamente. Todos los órganos se encuentran en el lugar correcto y están tan desarrollados que pueden empezar a trabajar aunque tengan que continuar creciendo y formándose.

A partir de ese momento, el número de células cerebrales crece constantemente y se interconectan. El cordón umbilical, la unión necesaria entre madre y niño, presenta tres vasos (dos arterias y una vena) a través de los cuales el feto se alimenta y puede eliminar sus desechos. Como el crecimiento del cuerpo se ha completado de arriba abajo, los pies están algo menos desarrollados que las manos. También los dedos de los pies toman forma poco a poco. En la semana 10 de embarazo, pueden reconocerse bien los codos, las rodillas, las articulaciones y los dedos de las manos y los pies.

El feto se encuentra en la bolsa amniótica, un saco de membrana ovular lleno de líquido amniótico. La bolsa amniótica protege al niño de los golpes externos y le mantiene hidratado. En la semana 10 de embarazo la longitud céfalo-caudal (de la coronilla a la rabadilla) mide, aproximadamente, 4 centímetros.

Tanto el tamaño como el peso del bebé se desarrollan de forma individual según vaya avanzando la gestación. No te preocupes si los datos medios orientativos difieren de los de tu bebé.