¿Qué es una doula?

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (25 de Febrero de 2017)

© iStock

Un embarazo es un momento único en la vida de una mujer. Durante los nueve meses de gestación surgen infinidad de preguntas y la necesidad de información y de apoyo emocional es inmensa. Con el objetivo de acompañar, informar y dar soporte a una embarazada nace la figura de la doula. Una persona que se encuentra al lado de la mujer durante toda la gestación para aportarle su conocimiento personal sobre el embarazo, el parto y la maternidad. El problema surge cuando una doula interfiere y dificulta el trabajo de los sanitarios y pone en riesgo la salud de la madre y la del futuro bebé.

En España, el trabajo de una doula no está legislado por lo que varios colectivos de matronas han manifestado al Ministerio de Sanidad la necesidad de regular el papel de una doula y determinar sus competencias legales. El objetivo es evitar el intrusismo laboral pero, sobre todo, garantizar la salud y el bienestar de las mujeres embarazadas. Para saber más hablamos con Gumersindo Márquez, enfermero y matrón y responsable del foro de lactancia de Onmeda.

¿Qué es una doula?

La figura de la doula apareció por primera vez en la antigua Grecia. Eran mujeres que tras vivir la experiencia de la maternidad se ofrecían para aconsejar a otras mujeres que lo iban a ser. En la actualidad, es en países anglosajones donde más desarrollada se encuentra esta figura. Aquí en España ha empezado a irrumpir recientemente pero de forma distinta, tomando campos puramente sanitarios que les superan de sobremanera.

¿Cuál es la formación necesaria que hace falta para ser una doula?

No hay formación reglada, una doula se basa en sus experiencias y es autodidacta. En España existen ciertos colectivos de doulas que proponen unos cursos de forma privada.

¿Está legislada la titulación de doula en España?

No, actualmente no existe ninguna titulación de doula y por ende legislada.

¿Cuál es la función de una doula durante el embarazo? ¿Y durante el postparto?

Ellas mismas se ofrecen con el fin de dar soporte, tanto físico como emocional, durante el parto y el puerperio.

¿Qué riesgos existen para una mujer embarazada si contrata a una doula para que le apoye durante su embarazo?

El riesgo aparece cuando la doula intenta adoptar la figura de personal sanitario. Sus conocimientos se basan en experiencias, en formaciones incompletas y no tienen ningún cuerpo de conocimientos basado en evidencia científica.

Teóricamente las competencias de una doula en un embarazo, durante el parto y durante el periodo de lactancia son totalmente diferentes a las de una matrona. ¿Por qué el colectivo de matronas no apoya el trabajo de las doulas y lo considera intrusismo laboral?

En mi opinión, la matrona es la profesional sanitaria formada en exclusiva para esta etapa de las mujeres, con un amplio bagaje en conocimientos de las esferas biológica, social y psicológica de las mujeres basados en la más rigurosa evidencia científica, por lo tanto la más capacitada para atender a la mujer. Somos profesionales en los que la sociedad invierte muchos esfuerzos en formar y de los que posteriormente se prescinden por motivos principalmente económicos, aprovechando esta situación las doulas.

La era en la que vivimos, donde el parto pasó de ser un proceso que se desarrollaba en el hogar al mundo puramente medicalizado del hospital, se alzan cada vez más voces a favor de la baja intervención en el proceso de la gestación, parto y puerperio. En ocasiones estas voces, en mi opinión, se exceden en sus contenidos puramente naturalistas obviando los avances que la ciencia y la medicina ha puesto en nuestras manos. Cierto es que estos procesos, como procesos fisiológicos y normales que son, necesitan de una mayor humanización y menor tecnificación, pero supongo obvio que no podemos olvidarnos de los riesgos que conllevan la gestación, parto y puerperio que pueden ser atajados y solucionados en su inmensa mayoría con una asistencia sanitaria especializada. Es este un aspecto que las doulas aprovechan vendiendo sus servicios como naturalistas, y poco intervencionistas.

Por otro lado, en la actualidad es cierto que la sociedad nos impone ritmos de vida en los que las redes sociales de mujeres, con respecto a la maternidad, no son tan fuertes como en tiempos pasados, y por lo tanto los conocimientos y apoyos psicoemocionales que estas redes ofrecían han ido menguando. Por tanto desde la profesión de enfermeras especialistas en Ginecología y Obstetricia (matronas) consideramos lícitas sus tareas si no rebasan la línea del acompañamiento y se centran de forma altruista en potenciar grupos de autoayuda que aporten o faciliten ese apoyo emocional en colaboración con la matrona para contribuir a mejorar el estado de salud de la mujer en esta etapa.

¿Cuáles son las peticiones del colectivo de matronas al Ministerio de Sanidad respecto a las doulas?

Se reivindica que no se promocionen como profesionales, puesto que no están reguladas competencialmente y mucho menos como profesionales sanitarias que acaten de forma ilegal funciones propias de las matronas. Se denuncia que la práctica de las doulas en ocasiones se excede de sus tareas ofreciendo a las familias servicios para los que no están acreditadas, formadas ni capacitadas poniendo en grave riesgo la salud de las mujeres y de sus bebés.

Entrevista realizada por Rebeca Ruiz von Felten