Publicidad

Publicidad

Estrías en el embarazo

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. María Isabel Pescador (18 de Marzo de 2016)

© iStock

Durante los meses de embarazo el cuerpo de una mujer sufre cambios constantes para prepararse para el momento del nacimiento del bebé. Todas las partes del cuerpo sufren un cambio en mayor o menor intensidad. A medida que el embarazo va avanzando, la piel del cuerpo, sobre todo piel del abdomen y la de las mamas, se estira cada vez más y esto puede provocar estrías (striae gravidarum).

El estiramiento de la piel a lo largo del embarazo y el hecho de que los tejidos se desgarren en muchos puntos hace que con el tiempo se formen estrías onduladas en las caderas, el vientre así como en las mamas y las piernas. Las estríaas suelen tener en primer lugar una coloración rosada y después un color azul rojizo (striae distensae). Cuando las estrías se producen durante el embarazo se puede hablar de estrías del embarazo o striae gravidarum

Las estrías no son peligrosas, aunque pueden resultar antiestéticas y afectar a la autoestima de una mujer. De hecho, muchas mujeres sufren en el momento en el que descubren que tienen estrías.

Las estrías no se pueden prevenir completamente. Pero hay medidas preventivas que ayudan a reducir el riesgo de que aparezcan estrías muy marcadas. Además, existen recomendaciones que ayudan a reducir la visibilidad de las estrías una vez que se han presentado. Lo importante es recibir el tratamiento adecuado.

Las estrías no solamente se desarrollan durante el embarazo, también pueden ocasionarlas otras influencias, por ejemplo:

  • El crecimiento durante la pubertad
  • Un aumento rápido y significativo del peso
  • La ingesta de determinados medicamentos (glucocorticoides)