Publicidad

Publicidad

Ejercicios de Kegel

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dr. Tomás Rodelgo (5 de Septiembre de 2016)

© iStock

Los ejercicios de Kegel son una serie de instrucciones para reforzar los músculos del suelo pélvico. La contracción, el estiramiento y la elevación de los orificios perineales (uretra y ano, además de vagina en caso de la mujer), permiten mantener una buena postura, mejorar problemas como la incontinencia urinaria y fecal, y mejorar la calidad de las relaciones sexuales.

Un suelo pélvico fuerte y sano sirve de apoyo a los órganos internos. Mediante su ejercitación, permitimos que permanezca resistente para realizar los movimientos necesarios de los esfínteres, soportar esfuerzos y mantener una buena elasticidad que mejorará las relaciones sexuales.

Si bien los ejercicios de Kegel suelen indicarse como entrenamiento en la recuperación tras un parto, para recuperar la elasticidad y resistencia de los músculos de la vagina, los hombres también pueden realizar estos ejercicios con resultados muy beneficiosos. Se recomienda practicar los ejercicios de Kegel en cualquier momento de la vida, independientemente del sexo, aunque se debe hacer más hincapié después de dar a luz y a partir de la menopausia.

Las ventajas de los ejercicios de Kegel son varias:

  • Previenen que se produzcan pérdidas de orina involuntarias (incontinencia urinaria).
  • Pueden contribuir a lograr una sensación de bienestar.
  • Favorecen una postura sana.
  • Tienen un efecto positivo en la vida sexual.

Si el suelo pélvico no es lo suficientemente fuerte, pueden aparecer diversos problemas de salud. Aunque los ejercicios de Kegel pueden realizarse en cualquier momento, son especialmente útiles en algunos momentos de la vida.

Sexo

Periodo

Mujer

Durante y después del embarazo y el parto
En los cambios hormonales de la pubertad
En casos de prolapso uterino
Cuando ha habido intervenciones quirúrgicas en la zona de la pelvis

Hombre

Después de una operación de próstata
En casos de disfunción eréctil

Ambos

Incontinencia urinaria
Incontinencia fecal
Sobrepeso
Escoliosis

¿Cómo se practican?

Los ejercicios de Kegel se practican, básicamente, a través de la contracción y elevación de los orificios perineales (uretra, ano, vagina), y se acompañan de diferentes técnicas de respiración y postura adecuadas, supervisadas por un ginecólogo, matrona o fisioterapeuta.

Existen varias formas de ejercitar el suelo pélvico. Pero los pasos para realizar cualquier ejercicio de Kegel son, principalmente, cuatro:

1.     Contraer. Se contraen hacia arriba los orificios perineales (uretra, ano, vagina). Los glúteos y las piernas deben permanecer relajados

2.     Mantener. Aguantar la contracción durante 6-8 segundos.

3.     Soltar. Eliminar la contracción para que los músculos vuelvan a su estado original.

4.     Relajar. Dejar pasar unos segundos antes de realizar un nuevo ejercicio.