Aborto: Causas

Autor: Redacción Onmeda Revisión médica: Dra. Cristina Martín (7 de Mayo de 2010)

Un aborto puede deberse a muchas causas pero rara vez se descubren. Básicamente, se hace una distinción entre causa infantil (fetal), materna y paterna. Causas infantiles conocidas del aborto espontáneo son mutaciones cromosómicas (se estiman de 50 a 70% de todos los abortos espontáneos), infecciones del niño, efectos de medicamentos o radiaciones ionizantes (por ejemplo, rayos X).

Las causas maternas de aborto incluyen:

  • Trastornos del desarrollo de la placenta.
  • Deformidades del útero.
  • Deformidades, tumores o debilidad del cuello uterino (insuficiencia cervical).
  • Trauma mecánico como caídas.
  • Cargas psíquicas intensas.
  • Infecciones de la madre.
  • Trastornos hormonales (endocrinos) como la diabetes mellitus o hipertiroidismo.
  • Intolerancia Rhesus entre madre e hijo (reacciones de rechazo inmunológico).
  • Abuso de dogras, alcohol y tabaco.
  • Consumo excesivo de cafeína.

Las causas paternas del aborto incluyen alteraciones genéticos, así como diferentes tipos de anomalías del esperma.

Además de las causas mencionadas anteriormente, la disfunción hormonal específica del embarazo de la madre (por ejemplo, una insuficiencia de cuerpo lúteo) o del niño (como una insuficiencia de trofoblastos) puede desencadenar el llamado aborto endocrino corial o gonadal.